Alianza por tus Derechos

http://alianzaportusderechos.org

Denuncie

Desaparecidos

CRIN

SAL

Un Mundo

GDI

BOLETIN

Suscribase a nuestro boletín electrónico y reciba las noticias en su correo.


Ingrese su correo electrónico:

Importante: El Boletin es solo en español

COSTA RICA: Fiscalía intrigada por 100 bebés fallecidos en el Hospital de Niños

Analizará decesos de últimos 4 años en cirugía cardíaca

y POR Carlos Arguedas C.

Fiscales tienen ya 6 expedientes para esclarecer causas de muertes de infantes
Alertas anónimas, denuncias de padres y noticias motivaron reapertura de casos

Los cuestionamientos en torno a la Unidad de Cirugía Cardíaca del Hospital Nacional de Niños (HNN) mantienen intrigado al Ministerio Público, que busca indagar más de 100 muertes de bebés, ocurridas en ese centro médico en los últimos cuatro años.

Ese es el plan inicial de la Fiscalía Adjunta de San José, que, en conjunto con el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), hizo un primer allanamiento y secuestro de expedientes en el Hospital de Niños , el jueves 6 de marzo –dos semanas atrás–.

Francisco Fonseca Ramos, fiscal adjunto, y Alejandra Arce González, jefa de la Fiscalía, explicaron a este diario que aunque la pretensión inicial manifestada al juez era obtener el permiso para sacar del HNN más de 100 expedientes de bebés fallecidos, solo se les aprobó el decomiso de los archivos sobre seis casos.

“Queríamos asegurarnos todos los expedientes. ¿Por qué? Porque nosotros (la Fiscalía) sabíamos que si íbamos solo por seis, diay, una reacción lógica podría ser que traten de sacar algo de los demás (expedientes). ¿Verdad? Pero, bueno, el juez valoró algunos derechos y lo que nos dice es que solo seis autorizó”, explicó el fiscal adjunto de San José.

Pero la Fiscalía no se quedará con eso, pues ya anunció que en los próximos días volverá a presentar ante el juez una orden para volver a ingresar al HNN y obtener otros cuatro expedientes.

“Estamos tratando de ver si podemos justificar una nueva solicitud de otros casos, pero a través de una ampliación del informe del OIJ, donde, digamos, le muestren con mayor claridad al juez que en esos casos también hay algún indicio de que podría haber ocurrido algo irregular”, dijo el fiscal Fonseca este martes.

Agregó que con los primeros seis casos desean hacer análisis patológicos, que permitan definir si hay indicios de algún delito que haya llevado a la muerte a algún bebé operado del corazón.

Con ese análisis, se destacarán casos o seguirán las indagaciones, dijo el funcionario judicial.

Los fiscales explicaron que fue meses atrás cuando reactivaron la investigación por las muertes en cirugía cardíaca, luego del informe que en el 2011 les entregó el OIJ y que estuvo archivado varios años.

Además de una acción de oficio –dijo el fiscal Fonseca–, las indagaciones se reactivaron por una serie de llamadas anónimas, noticias publicadas en medios de comunicación y denuncias de padres.

De hecho, entre los casos que se investigan está el fallecimiento de un bebé de 26 días, ocurrido el 15 de enero anterior. Un cirujano de apellido Alvarado, a cargo de la operación, habría abandonado el procedimiento quirúrgico para ir a realizar otra operación en una clínica privada, según determinó una investigación preliminar del HNN.

Días después de que este diario reveló el caso, Rodolfo Hernández, director del HNN, dijo en una entrevista con La Nación que lo que habría ocurrido era “ un hecho aislado, esporádico”.

¿Y los expedientes? Otro de los aspectos que llamó la atención del Ministerio Público es que en el allanamiento del 6 de marzo, al solicitar los seis expedientes a los que podían tener acceso, las autoridades hospitalarias solo hallaron cuatro, que fueron los mismos que sí lograron secuestrar los oficiales.

“Los expedientes físicos (de dos casos) no se encontraron; (las autoridades del HNN) alegan que hay un proceso de digitalización”, dijo Fonseca, quien cuestionó el hecho.

No obstante, con la colaboración de una patóloga del OIJ, los fiscales recorrieron, en aquel allanamiento, varios departamentos del hospital para llevarse la información en formato digital.

Ayer se intentó consultarle al director del HNN sobre ese hecho en particular y de la intención del Ministerio Público de indagar más de 100 muertes, pero no quiso atender, ni presencial ni telefónicamente, a un periodista de este diario.

Al mediodía, Hernández envió un correo a La Nación sobre los “temas presentados” –solo se le había mencionado que era sobre las gestiones del OIJ–.

En su correo, el jerarca hospitalario indicó: “Le dejo claro que no ha existido un allanamiento propiamente dicho a este Centro Pediátrico y por el contrario se ha prestado toda la colaboración y coadyuvancia requerida por las autoridades judiciales”.

La mortalidad por cirugía cardíaca en el HNN ha estado sobre la mesa desde el 2011, cuando se conoció que tenía cifras de 26 fallecidos por cada 100 niños operados.

Por otra parte, parece que el tema llegará a la Asamblea Legislativa, pues el diputado Wálter Céspedes presentó una moción –firmada por más congresistas– para crear una comisión que investigue las cirugías cardíacas.

http://www.nacion.com/nacional/salud-publica/Fiscalia-intrigada-fallecidos-Hospital-Ninos_0_1403459696.html

COSTA RICA: Peón condenado a 120 años por violar a hija de 9 años

Tribunal de Pococí acreditó que la convirtió en su pareja

Reiner Montero

Jueces lo hallaron culpable de ocho violaciones durante cuatro años
Sujeto argumentó en el debate que fue víctima de violencia en su niñez

El peón agrícola Víctor Hugo Díaz Pérez fue sentenciado a pasar 120 años en la cárcel por convertir a su hija de solo nueve años en su pareja y violarla, al menos, en ocho ocasiones.

De acuerdo con la legislación costarricense, Díaz, de 32 años, podrá pasar un máximo de 50 años en prisión.

La condena contra el sujeto la dictó en la mañana de ayer el Tribunal Penal de Pococí, con sede en Guápiles.

Los jueces advirtieron de que, aunque solo se acreditaron ocho violaciones sexuales, en realidad se pudieron cometer “cientos” de esos delitos pues, según se determinó, el imputado convivió con la menor durante cuatro años hasta que ella llegó a la edad de 13 años.

El Tribunal impuso 15 años de encierro por cada una de las agresiones sexuales.
El fallo lo dictaron Erick Barrios Sancho, Alejandro Vargas Chavarría y María de la Cruz Sanders Sánchez .

La Fiscalía estuvo representada por Anayancy Rupuy y la Defensa Pública por Manuel Toledo.

Durante la lectura de la sentencia, el condenado escuchó detrás de una puerta pues no deseaba ser captado por las cámaras de medios de comunicación.

A él se le prorrogó la prisión preventiva durante un año, mientras queda en firme la sentencia.

La Fiscalía había solicitado 128 años de prisión.

Agresiones. Los jueces dieron por acreditado que los ataques sexuales contra la niña se iniciaron en el 2009, cuando la madre abandonó el hogar huyendo del maltrato por parte de Díaz.

Para ese entonces, la familia residía en un asentamiento llamado Claudia, en La Trinidad de Roxana de Pococí, Limón.

Según dijeron los vecinos en el juicio, cuando la mujer se fue de la casa, Díaz empezó a tener una relación con la niña e incluso caminaba con ella de la mano, como pareja.

Además, las pesquisas indicaron que el sujeto obligaba a la menor a beber agua de pipa y a tomar aspirinas porque, según creía, así evitaría quedar embarazada.

El juez Alejandro Vargas reprochó al sentenciado que él se aprovechó de la ausencia de la progenitora. El juzgador enfatizó en que la misma niña testificó sobre las experiencias sexuales que tuvo con su padre.

Además, el Tribunal resaltó que las violaciones le causaron problemas de salud a la menor. También, recriminaron al sujeto por obligar a la niña a consumir drogas.

Alegatos. Poco antes de que finalizara el juicio, el imputado decidió declarar ante el Tribunal. El hombre argumentó que durante su niñez fue víctima de violencia.

Además, aseguró que la ingesta de agua de pipa con medicamentos no fue idea suya, sino que su hija lo aprendió durante una gira escolar.

El imputado también desacreditó los testimonios de vecinos. Sostuvo que él caminaba con la niña de la mano para protegerla.

“Más bien era cuidándola pues, cuando ella me pedía algo de la pulpería, viajábamos por esas calles de barro donde aparecían personas extrañas y ella me pedía que la protegiera”, declaró.

El sujeto dijo que sus acciones también se vieron motivadas porque consumía alcohol y drogas.

Defensa. Previo a que se dictara la sentencia, el defensor Toledo solicitó al Tribunal considerar que su representado tenía problemas de adicción a las drogas, para que se bajara la pena.

Toledo alegó, además, que la violencia que vivió Díaz durante su niñez lo llevó a tener ese comportamiento.

El defensor sostuvo, asimismo, que solo se podían acreditar tres violaciones.
Al inicio de la cita de ayer, el abogado también expuso que la menor fue obligada a declarar contra su padre.

Los jueces rechazaron las argumentaciones.

Escondido. Cuando el Tribunal tuvo lista su decisión, Toledo indicó que su representado no estaría en la sala de juicio pues había recibido amenazas de reclusos y deseaba proteger su imagen.

El juzgador Barrios le respondió que eso no era posible pues él debía escuchar el fallo y las consideraciones de los jueces.

Ante esta situación, el imputado se colocó detrás de una puerta, en un costado de la sede del Tribunal, y ahí oyó su condena.

http://www.nacion.com/sucesos/juicios/Peon-condenado-anos-violar-hija_0_1403659647.html

COSTA RICA: Injusticias en los comedores escolares

Es necesario que el MEP sea más eficiente para evitar abusos y, al mismo tiempo, flexibilizar la atención de los casos y horarios especiales

Desde hace 40 años, el programa de comedores escolares es uno de los más extendidos y exitosos de Latinoamérica

Desde que se creó el Fondo de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares (Fodesaf), hace 40 años, el programa de comedores escolares es uno de los más extendidos y exitosos de Latinoamérica. Esta red, a cargo del Ministerio de Educación Pública (MEP), y la de los Cen-Cinái, de la cartera de Salud, cubrieron un 19% de la población en el 2012, con una inversión cercana a los ¢85.000 millones.

Esta política social tiene un alto impacto redistributivo, es esencial para las familias pobres y su efecto más visible es que Costa Rica tiene una de las tasas de desnutrición infantil más bajas en el mundo.

Sin embargo, periódicamente los comedores escolares han sido objeto de críticas por los controles administrativos que se aplican en su funcionamiento, el valor nutricional de lo que reciben los niños y, en especial, por la cobertura efectiva que ofrecen a los sectores en condición de vulnerabilidad social. En el 2011, la Contraloría General de la República (CGR) apuntó filtraciones en el sistema; es decir, que no siempre los beneficiarios son los que realmente requieren de la ayuda otorgada.

Desde el 2010, el MEP ha ampliado la cobertura de los comedores que administra el Programa de Alimentación y Nutrición del Escolar y del Adolescente (Panea), que en la actualidad alcanza a un 100% de las escuelas y a un 52% de los colegios. En el 2012, un 71% de los estudiantes de los centros educativos públicos recibió dichos beneficios.

Un reportaje de La Nación demuestra que, a pesar de los esfuerzos del MEP por universalizar el servicio y administrarlo con eficiencia, el sistema aún presenta importantes filtraciones e injusticias. De acuerdo con la información, hay niños que dependen principalmente de los comedores escolares para su alimentación y que, por lo tanto, pasan hambre cuando estos no están disponibles, los fines de semana o los días feriados.

Maestros y profesores observan estudiantes que vuelven de vacaciones con problemas de desnutrición porque en sus casas no tienen qué comer. Como sabemos, estos casos se concentran en las zonas costeras y fronterizas donde Costa Rica no ha logrado hacer disminuir la pobreza durante décadas.

El reportaje da cuenta de instituciones educativas a las que el presupuesto no les alcanza para cubrir la alimentación de todos sus alumnos y tienen que recurrir a bingos, ferias o a los mismos docentes o familiares para seguir operando. Como expresó la directora de la escuela de La Garita Vieja, Margarita Burgos: “Aquí hacemos lo que sea para alimentarlos. Desde el viernes pasado nos quedamos sin comida, pero con tal de darles algo de comer yo he traído comida de la casa y a los padres se les pide que si tienen huevos, limones, ¡lo que sea!, nos lo manden”.

Ante esta situación, la pregunta obligada es si los recursos del Panea, que son abundantes, se distribuyen adecuada y equitativamente en las regiones, escuelas y colegios más necesitados del país o si la asignación presupuestaria reproduce las inequidades que perpetúa el sistema educativo nacional, entre la Gran Área Metropolitana (GAM) y las zonas rurales.

Con un presupuesto de ¢63.000 millones y 690.000 beneficiarios para el 2014, es difícil entender que aún haya escuelas que no puedan cubrir las necesidades alimenticias de la totalidad de sus estudiantes. ¿Qué es lo que falla? ¿Un sistema que, ante la imposibilidad de atender a todos por igual, por entendibles razones presupuestarias, debería priorizar a su población meta?

Como han reclamado la CGR y diversos estudios, es necesario que el MEP sea más operativo y eficiente para evitar abusos en los comedores escolares, sin duda, pero al mismo tiempo flexibilizar la atención de los casos y horarios especiales.

Este es un contexto propicio para discutir la propuesta de la diputada liberacionista Annie Saborío de una Ley General de los Programas Estatales de Alimentación y Nutrición de la Niñez y Adolescencia, que unificaría bajo un solo marco legal los programas de comedores escolares y los Cen-Cinái.

Este proyecto no solo consagraría la universalidad de los servicios de cuido, lo que haría posible la extensión eventual de sus horarios, y la obligación estatal a la “sana alimentación” y “adecuada nutrición”, sino que respondería a la nueva amenaza que enfrenta nuestra población, que no es tanto la desnutrición como la obesidad y las enfermedades crónicas a edad temprana.

http://www.nacion.com/opinion/editorial/Injusticias-comedores-escolares_0_1403659629.html

Página 1 de 9 siguiente  última