Alianza por tus Derechos

http://alianzaportusderechos.org

Denuncie

Desaparecidos

CRIN

SAL

Un Mundo

GDI

BOLETIN

Suscribase a nuestro boletín electrónico y reciba las noticias en su correo.


Ingrese su correo electrónico:

Importante: El Boletin es solo en español

ARGENTINA: Inédito pedido de perdón de la Iglesia por caso de cura abusador

Fue condenado por el Tribunal Oral en lo Criminal 7 de San Isidro en 2011.

El obispo de San Isidro, Oscar Ojea, distribuyó un escrito con el título “Asumir, pedir perdón y deseos de reparar”, en referencia al cura José Mercau, denunciado por cinco chicos en 2005 y condenado a 14 años de prisión.

El obispado de San Isidro anunció a través de un comunicado que pedirá perdón por los delitos de abuso sexual cometidos por un sacerdote de un Hogar de El Talar.

Se trata del cura José Mercau, que trabajaba en el Hogar San Juan Diego de El Talar y fue denunciado por cinco menores de once y 14 años que vivían en el lugar y condenado a 14 años de prisión.

Con el título de “Asumir, pedir perdón y deseo de reparar”, y con la firma del monseñor Oscar Ojea, la esquela comienza planteando que “las secuelas que deja el abuso sexual en el futuro de los niños y de los jóvenes no se pueden medir. Su vida vincular y afectiva queda lastimada en lo más hondo por la violación de su intimidad.”

Y prosigue que “la conducta del que abusa también hiere a todo el Cuerpo de Cristo y quiebra la confianza en la comunidad. Este mal causado nos hace experimentar un vivo dolor como miembros de la Iglesia. Decimos con claridad que estos actos están abiertamente en contradicción con la Palabra de Dios y con la tarea evangelizadora que día a día comunidades y pastores llevan adelante.”

En el tercer párrafo avanza concretamente sobre el caso en cuestión: “la comunidad diocesana de San Isidro, y de un modo especial el Obispo y su presbiterio, piden públicamente perdón a los jóvenes que han sido afectados por estas conductas realizadas por un sacerdote de nuestra Diócesis, el Padre José Mercau, cuando era párroco de San Juan Bautista en Ricardo Rojas”. Además, mediante una comunicación interna, se propone leer el documento el próximo domingo.

El texto avanza en la propuesta de “ayudar, desde nuestras posibilidades, a estos jóvenes a sanar heridas y construir un porvenir”.
El caso de este sacerdote cobró notoriedad cuando cinco menores denunciaron en 2005 que habían sido abusados sexualmente por un sacerdote, en un Hogar ubicado en la localidad de El Talar, en el partido de Tigre. El acusado fue identificado como José Mercau, quien desde hace diez años estaba a cargo del Hogar San Juan Diego, que recibe a chicos de bajos recursos con problemas familiares, víctimas de maltrato o abandono.

En pleno proceso, cuando fue a declarar a la Fiscalía de Tigre, los familiares de los denunciantes se acercaron a la sede judicial al enterarse que el sacerdote había sido llamado a indagatoria por uno de los cinco casos.

Mercau tuvo que refugiarse en la fiscalía y luego salió custodiado en un patrullero, ante la furia de los manifestantes. Su proceso fue confirmado por la Cámara de Apelaciones de San Isidro.

La querella asegura que, tanto las pericias psicológicas como las declaraciones de los chicos son coincidentes y comprometen al acusado, quien sostiene que los testimonios están forzados.

Los dichos de los chicos revelaron que el cura primero los seducía y luego los obligaba o los instaba a mantener relaciones sexuales con él.

Dos de los cuatro menores aseguran que terminaron teniendo sexo con él, los otros dos dijeron que no alcanzaron esa instancia. El delito por el que se condenó a Mercau es el de “abuso sexual agravado”. La justicia cree que hay más casos que no se conocen.

El padre Grassi, condenado

El caso de Julio César Grassi es el más conocido sobre abuso sexual de un sacerdote abusador. En un informe del programa “Telenoche Investiga”, en 2002, jóvenes internados en la Fundación Felices los Niños relataron cómo Grassi los obligaba a mantener relaciones. Al mes siguiente, el cura fue procesado por “abuso sexual agravado”. En 2003 la causa fue elevada a juicio oral, que comenzó cinco años después. En 2009, un tribunal lo condenó a 15 años de cárcel por tres hechos, y lo absolvió por otros 14. Este año, la Suprema Corte de la Provincia confirmó la condena por abuso sexual agravado y corrupción de menores, y el Tribunal de Morón revocó la libertad morigerada, para detenerlo en un establecimiento carcelario de Ituzaingó.

http://www.infonews.com/2013/12/13/sociedad-114162-inedito-pedido-de-perdon-de-la-iglesia-por-caso-de-cura-abusador.php

primera  anterior Página 12 de 12