Alianza por tus Derechos

http://alianzaportusderechos.org

Denuncie

Desaparecidos

CRIN

SAL

Un Mundo

GDI

BOLETIN

Suscribase a nuestro boletín electrónico y reciba las noticias en su correo.


Ingrese su correo electrónico:

Importante: El Boletin es solo en español

COSTA RICA: Barras libres

Hace cuarenta, treinta y hasta veinte años, los colegiales disfrutábamos de las fiestas en las cocheras, con la presencia, como un gendarme, de algún profesor y madre o padre de familia que no se despegaban de la refrigeradora y custodiaba los salveques con la intención de detectar los espíritus etílicos que podrían camuflarse como un rompope o jarabe para la tos

A las 12 medianoche terminaba el bailongo, no importaba que hubiera lluvia, truenos y relámpagos; el desfile de carros al estilo “colectivo pirata”, cuyos choferes era los padres resistiendo el sueño, desfilaban como una procesión en Semana Santa.

Los jóvenes nos divertíamos toreando frente a los adultos algunos besos fugaces, “apretadas” superficiales y fumaditas clandestinas de cigarrillos que se compartían entre ataques de risas.

Como todo evoluciona y el cambio es la única cosa inmutable, en los últimos años las apacibles fiestas en los patios de las casas de los compañeros han sido sustituidas por las barras libres en lugares distantes y desconocidos, las cuales son más “chivas”, mientras más alcohol, drogas y sexo se encuentren disponibles.

Perder el conocimiento por una intoxicación de guaro hasta vomitar en forma pública y notoria ojalá pringando a algunos de los participantes consumir drogas psicoactivas y tener sexo fortuito con un desconocido constituyen los tres elementos distintivos de la mayoría de estas fiestas, que se realizan fuera de la supervisión de los adultos

En esta semana, representantes del IAFA, el PANI, el ICD, el Ministerio de Salud, el Ministerio de Seguridad Pública, el Ministerio de Educación, la Policía de Control Fiscal, la Policía de Tránsito, el Ministerio Público y otros actores participaron en la construcción de un protocolo de actuaciones para abordar esta modalidad de fiesta, con el fin de brindar una protección integral a los adolescentes.

El Estado costarricense reconoce que el consumo de bebidas etílicas y drogas es un problema de salud pública y por lo tanto debe darse una respuesta coordinada y articulada de las instituciones responsables, y debe reaccionar cuando la autoridad parental resulta abusiva, debilitada o negligente, protegiendo a los menores, pues su edad los hace estar en una condición de vulnerabilidad

Sin embargo, hay que seguir insistiendo en la integración de la familia en este tipo de problema que puede traer consecuencias nefastas para los jóvenes que desenfrenadamente y sin control participan en este tipo de actividad

Son los padres y las madres los que en primera instancia deben prevenir los factores de riesgo y brindar protección especial a los menores de edad. Observar a los hijos es importante, oírlos es indispensable y leerlos es necesario. Lo que ellos hablan, dicen y opinan es un aprendizaje y sus propias palabras se convierten en un argumento de alerta. He aquí una opinión sobre las “barras libres”, escrita por un joven en una página de internet:

“Sí, uno puede decir 'qué tuanis las birritas, güilitas ricas, el despiche y todo eso’, pero a quién le haría gracia ver a la hermana o a la hija ahí toda borracha, manoseada o algo peor. No juego de santo, pero esas fiestas de despelote que las dejen solo para los adultos que si se quieren desgraciar la vida en una parranda, pues que lo hagan, pero para un chamaco (a) de 15, 16 o 17 años lo veo muy ridículo, por querer jugar de grandes”.

http://www.prensalibre.cr/lpl/comentarios/93680-barras-libres.htm

COSTA RICA: 750 mil pedófilos libres por día en la red

Podrían el gobierno, los partidos políticos, las organizaciones sociales y el mismo Ministerio de Educación analizar la urgencia de legislar sobre la red aún y cuando parezca imposible, pues desde acá hay varios sospechosos operando tal y como lo reveló el famoso Anonimus.

La niña virtual se llama Sweetie, posee un rostro angelical gracias a las maravillas de la tecnología, es casi un clon de un ser humano. Cuando se quiere se puede, eso sucedió en Holanda, una organización no gubernamental denominada Terre des Hommes se dio a la tarea de crear una niña virtual para así demostrar en esa nación que los pedófilos andan sueltos en la red.

Con minuciosidad y esmero, la ONG que en varias ocasiones acusó los abusos de menores cometidos a través del uso de la red y se cansó de esperar la respuesta de la policía local, puso en marcha un plan de dimensiones desconocidas que hoy ha tenido frutos impresionantes y permite identificar a los enfermos sexuales no solo holandeses, sino de otras latitudes.

La niña virtual se llama Sweetie, posee un rostro angelical gracias a las maravillas de la tecnología, es casi un clon de un ser humano.

Aparece en la red con apenas 10 años, su origen ficticio obvio es filipino, pues para infortunio este lugar es un paraíso y un mercado para los amantes del sexo con niños y niñas.

No pasó mucho tiempo, apenas la dulce Sweetie ingresó al mundo cibernético fue atacada literalmente por los depredadores, bastaron apenas unos días y más de 20 mil personas estaban haciendo contacto con la pequeña con ofrecimientos inimaginables.

Por supuesto la investigación causó furor entre los encargados de la compañía, pero más en las autoridades holandesas quienes tuvieron que ponerse las pilas para darle cacería a semejantes agresores.

De la cantidad de contactos se logró individualizar a mil adultos de 71 nacionalidades, entre ellos siete españoles. Todos sospechosos de mantener sexo pagado por la web.

Solo un millar está en la mira policial, y esto según comentó el director del proyecto Hans Guyt, es por falta de tiempo pues se trata de una labor titánica.

Pero solo mire las siguientes cifras, por día hay al menos 750 mil cazadores que están conectados en Internet buscando presas y dispuestos a pagar sumas exorbitantes por sus servicios virtuales.

A sabiendas de lo delicado del asunto y la fuerte exposición de los menores a este tipo de realidad, apenas seis países (Estados Unidos, Holanda, Canadá, Reino Unido, Suecia y Austria) poseen legislación para castigar el sexo virtual, lo demás queda a la libre con el gran riesgo que implica.

En Costa Rica la realidad es la misma, los menores son abordados en las redes. El fenómeno de la pedofilia cibernética extiende sus tentáculos inescrupulosamente aprovechando la poca o inexistente legislación.

Acá ha costado entrarle al tema. Este año se aprobó la ley de delitos informáticos y en esa normativa apenas los diputados y diputadas hicieron hincapié en este tipo de actos, siendo gravosos en todos sus extremos.

En el artículo 167 que contempla el delito de corrupción, los señores congresistas de una forma muy vaga y escueta sancionan con pena de tres a ocho años de prisión a quien promueva la corrupción de una persona menor de edad o incapaz, con o sin consentimiento expreso.

Pero la pena varía de cuatro a 10 años, si el actor usara los medios tecnológicos para perpetrar los hechos.

Si bien esta ley abre el espacio para otras legislaciones paralelas, es tiempo oportuno ante realidades tan amargas de comenzar a crear los mecanismos necesarios para contrarrestar los efectos nefastos de la pedofilia de la que nuestros pequeños no están exentos.

Podrían el gobierno, los partidos políticos, las organizaciones sociales y el mismo Ministerio de Educación analizar la urgencia de legislar sobre la red aún y cuando parezca imposible, pues desde acá hay varios sospechosos operando tal y como lo reveló el famoso Anonimus.

Salvaguardar la integridad de nuestros menores no debe ser un mero antojo político o una promesa de campaña, tampoco la bandera de un partido, merece la atención de todo un país pues con la apertura de las redes parece casi imposible controlarlo con esfuerzos aislados.

http://www.diarioextra.com/Dnew/noticiaDetalle/217966

COSTA RICA: Acusan de violación a profesor de teatro

Un profesor universitario y de teatro de apellido Arroyave fue denunciado por la madre de una niña de 10 años, a quien al parecer abusó sexualmente en la Escuela Elías Jiménez, en San Rafael Abajo de Desamparados.

07 de noviembre de 2013

Mientras preparaban ensayo en escuela, Desamparados
En la denuncia No.13-002411-276-PE, en poder de DIARIO EXTRA, se narran los hechos que ocurrieron el mediodía del 31 de octubre pasado, antes de comenzar el ensayo de una obra teatral que iba a presentar en dicho centro educativo.

En la denuncia No.13-002411-276-PE, en poder de DIARIO EXTRA, se narran los hechos que ocurrieron el mediodía del 31 de octubre pasado, antes de comenzar el ensayo de una obra teatral que iba a presentar en dicho centro educativo.

El acusado les hizo el llamado a dos niñas, pero la otra estaba distraída y no acudió a la petición del “educador”, quien es de nacionalidad colombiana. La escolar se fue detrás del telón, donde le vendó los ojos con unas estampillas y le pidió que le chupara un dedo.

Ingenuamente la menor acató la orden. “Él le dijo: 'Así era como tenía que chupar’. Le pidió que se hincara y escuchó el sonido del zíper del pantalón del hombre, luego le metió el pene en la boca, le agarró la cabeza y la empezó a empujar.

Mientras la niña, quien soñaba con ser una gran actriz de teatro, apenas lograba verlo riéndose, seguidamente le dijo que ya, que se limpiara la boca”, relata Jacqueline Moya Rojas, madre de la afectada.

Posteriormente el profesor universitario dijo que iba a empezar el ensayo y le indicó a la niña: “'Tiene que hacer movimientos como si estuviera en el agua’. La agarraba, la alzaba y la pegaba contra su cuerpo, metiéndole los brazos por debajo de la blusa para tocarla”, agrega.

TELÓN LO TAPÓ

Al parecer todo eso ocurría en presencia de al menos 13 escolares del grupo de teatro y dos maestras, quienes al parecer estaban sentados en las bancas, lo que provocó que nadie viera ni escuchara nada extraño, pues la niña estaba detrás del telón.

Al llegar la menor a su vivienda, Moya la notó triste y llorando, por lo que le contó que Arroyave le hacía una seña con el dedo pulgar hacia arriba y que solo se la hacía a ella.

El cafetero, quien renunció a su trabajo de profesor de teatro de la Universidad San Judas Tadeo el 4 de noviembre de 2013, fue detenido el mismo día de los hechos y posteriormente dejado en libertad, eso sí, con medidas cautelares como firmar cada 15 días, no salir del país, no acercarse a la escuela ni a la menor mientras dure la causa penal.

En una carta emitida por la escuela donde se registró el supuesto abuso sexual, el director Carlos Corrales Herrera autorizó a la orientadora Verónica Miranda para que respalde una denuncia de la madre de la niña presuntamente abusada por un colaborador de la institución como instructor de teatro

http://www.diarioextra.com/Dnew/noticiaDetalle/218007

Página 1 de 9 siguiente  última