Alianza por tus Derechos

http://alianzaportusderechos.org

Denuncie

Desaparecidos

CRIN

SAL

Un Mundo

GDI

BOLETIN

Suscribase a nuestro boletín electrónico y reciba las noticias en su correo.


Ingrese su correo electrónico:

Importante: El Boletin es solo en español

COSTA RICA: 14 mil embarazos jóvenes y seguimos inertes

La maternidad llega a estas adolescentes de forma temprana tras mantener relaciones sexuales con adultos, lo que implica alrededor del 85% de los nacimientos, o bien siendo abusadas por sus mismos familiares, y eso es imperdonable.

Editorial

Las estadísticas reveladas por el Fondo de Población de las Naciones Unidas son más que preocupantes, pues cada año en Costa Rica unas 14 mil menores de edad quedan embarazadas.

La maternidad llega a estas adolescentes de forma temprana tras mantener relaciones sexuales con adultos, lo que implica alrededor del 85% de los nacimientos, o bien siendo abusadas por sus mismos familiares, y eso es imperdonable.

500 de los nacimientos corresponden a madres con edades menores de 15 años, pese a que la ley es contundente, el Código Penal de Costa Rica establece como delito las relaciones sexuales con personas menores a esa edad.

La sociedad está apática ante una situación que parece poco probable controlar. Los números lo muestran, no así las propuestas para enfrentar dicha problemática que afecta a nuestras mujeres.

Entonces surgen grandes interrogantes, ¿quién protege a las jóvenes víctimas de este tipo de abusos?, ¿si la legislación establece castigo penal para los adultos que se vinculan sexualmente con las menores, dónde están esas sentencias?

La falta de control y de vigilancia de varias entidades gubernamentales encargadas de la materia y por supuesto la carencia de información a las poblaciones vulnerables las expone violentamente.

¿Cuál es el protocolo a seguir cuando a un centro médico, a un albergue o a una clínica llegan niñas madres?, desde ahí comienza el proceso de resguardo de su integridad, pero no se está dando.

No estamos diciendo con esto que los embarazos de este tipo son responsabilidad únicamente del Estado.

Sin embargo, de cierta forma existe injerencia de parte de las autoridades, pues conociendo con exactitud las cifras poco se hace por resolver el problema.

Sí, las campañas publicitarias en radio, prensa y tv sirven para llevar a las mujeres jóvenes el mensaje, pero cuán efectiva es esa información o cuán acertada es esa realidad reflejada por las estrategias de mercadeo y comunicación.

La realidad de las menores embarazadas por relaciones con adultos es compleja, por lo general y así lo han establecido los expertos pues se generan en círculos de confianza del mismo seno familiar.

Las víctimas del este tipo de relaciones poco pueden hacer para poner un alto, a decir verdad con menos de 15 años el estado de indefensión es bastante considerable y más si se toman en cuenta factores como baja escolaridad, violencia doméstica, trabajo infantil, y pobreza. En esos escenarios la tarea es ardua y debe ser constante.

¿Qué hacen las autoridades judiciales para ejecutar la ley?, ¿cómo es que hay cientos de albergues privados y del Estado que reciben a niñas madres con historias de abuso y bebés en brazos, y esos casos no paran en nada ante la justicia? Ahí de oficio debería procederse sin la menor de las contemplaciones ya que la normativa legal es más que clara.

En los colegios, los orientadores y profesores guías deben de identificar a las alumnas con situaciones complejas de vida, monitorear con cautela su entorno e ir creando los mecanismos de comunicación. Esto les permitirá abordarlas cuando la “emergencia” esté cerca o haya ocurrido.

Una buena parte de las poblaciones afectadas acuden a centros de enseñanza y comparten ahí sus experiencias, desnudan sus dudas e inquietudes; es el foro perfecto.

Las iglesias también están en la obligación de poner su granito de arena, los sectores más jóvenes visitan estos recintos de diferentes denominaciones, comparten con los líderes religiosos, se hacen cercanos y consejeros. Ahí también tienen que ser vigilantes ante situaciones de abusos y desprotección.

Los padres y madres de familia son el primer eslabón de la cadena, en el hogar se dota de las primeras herramientas en asuntos de sexualidad y abusos, de relaciones de confianza y parentesco.

Tenemos los progenitores que dejar de ser tan confiados y saber que casa adentro podría haber situaciones de riesgo, no solo en la calle, los desconocidos no son solo los victimarios. Conversemos con nuestras hijas claramente sobre la maternidad, el momento oportuno, métodos anticonceptivos y demos el espacio para que nos cuenten cuando hay peligro si existen amenazas y miedo. No cerremos los ojos a una realidad que carcome la sociedad costarricense y daña terriblemente a las menores de edad.

Basta de embarazos adolescentes a manos de despiadados, la ley tiene que ejercer con mano dura y esa es una responsabilidad de todos.

http://www.diarioextra.com/Dnew/noticiaDetalle/201974

COSTA RICA: Casi 17 mil adolescentes en secundaria consumen tranquilizantes sin prescripción médica

Aunque los favoritos por excelencia entre los jóvenes costarricenses son el licor y la marihuana, el uso de psicofármacos no se escapa de la realidad nacional; un 4,8% de la población consultada aseguró consumir este tipo de droga, lo que equivaldría aproximadamente a 17 mil adolescentes del total de jóvenes inscritos en el sistema de educación.

Estos datos se desprenden de la “Encuesta nacional sobre consumo de drogas en población de educación secundaria” del Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA).

Los medicamentos tranquilizantes de uso controlado –es decir que requieren receta- se utilizan para disminuir la ansiedad o inducir el sueño. En el país se tiene un poco percepción de riesgo en cuanto a sus efectos y consecuencias pero, lo cierto es que son unos de los fármacos que tienen un alto potencial adictivo sobre la persona.

“…según ha mostrado este estudio, es relativamente baja al establecerse que al menos cuatro de cada diez individuos no consideran que consumirlas frecuentemente entrañe un gran riesgo…”, reza el documento.

Algunas de las razones que por lo general motivan el consumo de tranquilizantes, de acuerdo con estudios extranjeros, se relacionan con potenciar los efectos de otras drogas y también los del alcohol, también algunos jóvenes indican que estos fármacos les permiten relajarse y sentirse aislados o bien mejora su concentración para estudiar.

Del total de estudiantes consultados, el 1,3% aseguró haber utilizado los tranquilizantes en el último mes y a pesar de que la tendencia es a la baja, la edad de inicio de consumo se ubicó en 13,4 y 13,5 años.

“Tomando en cuenta los medicamentos que se entregan en la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), principalmente estaríamos hablando de que se usa benzodiacepinas (…) muchos de estos medicamentos pueden estar dando vueltas en la casa, porque se las prescribieron a la mamá o al abuelo, entonces tienen acceso a la sustancia”, aseguró Ernesto Cortés del IAFA.

Precisamente el informe del IAFA indica que el 51,2% de los estudiantes costarricenses expresó haberlos obtenido en su propia casa la última vez que los consumió mientras que una cuarta parte los adquirió en la farmacia y el resto por medio de un amigo, en la calle o en otro lugar.

Al igual que el alcohol los tranquilizantes son sustancias depresoras por lo que las consecuencias y el impacto del efecto sobre la salud de los jóvenes puede ser muy fuerte, además de que la combinación puede llegar a ocasionar una intoxicación severa.

http://www.crhoy.com/casi-17-mil-adolescentes-en-secundaria-consumen-tranquilizantes-sin-prescripcion-medica/

COSTA RICA: Siete menores fueron absueltos tras incendio provocado en albergue del PANI de La Garita de Alajuela

Otros cinco menores serán acusados por daños en albergue de Vargas Araya

Siete menores que fueron acusados por la Fiscalía Penal Juvenil tras el incendio provocado en las instalaciones del albergue del Patronato Nacional de la Infancia (PANI), en La Garita de Alajuela, fueron absueltos por el Juzgado Penal Juvenil de Alajuela por “carencias probatorias”.

La Fiscalía siguió la causa 13-000071-816-PJ por el delito de daños e incendio tras recibir una denuncia por parte de personal del Departamento de Atención Integral (DAI) del PANI, quienes denuncian el incendio ocurrido en el albergue.

El mismo día la Fiscal Penal Juvenil de Alajuela ordenó la aprehensión de los jóvenes sospechosos para ser identificados y solicitar una audiencia de detención provisional. El Juzgado Penal Juvenil de Alajuela ordenó la detención provisional por dos meses únicamente de uno de los jóvenes, quedando en libertad otros seis jóvenes, a quienes se envió a otro albergue. Hoy, todos están en otro albergue del PANI.

Durante las investigaciones realizadas, los Bomberos determinaron que el fuego fue provocado, ubicando los puntos del incendio en la ropa acumulada sobre una cama y en colchones estibados en una esquina del aposento, así como en un colchón sobre un escritorio. A pesar de esto, el Juzgado determinó que no existían suficientes elementos para sentenciar a los menores.

Caso Montes de Oca

La Fiscalía Penal Juvenil también presentará en los próximos días una acusación contra cinco menores de edad quienes se encontraban en el albergue del PANI de Vargas Araya, en Montes de Oca.

La causa número 13-000830-0623-PJ se tramita por los delitos de lesiones levísimas, amenazas personales, daños agravados y privación de libertad.

Estos menores se encuentran reubicados en otro albergue. “Actualmente la causa se encuentra aún en trámite de revisión de la acusación, para presentar la misma al Juzgado Penal Juvenil de San José”, explicó la jefa de prensa del Ministerio Público, Tatiana Vargas.

http://www.crhoy.com/siete-menores-fueron-absueltos-tras-incendio-provocado-en-albergue-del-pani-de-la-garita-de-alajuela/

Página 1 de 10 siguiente  última