Alianza por tus Derechos

http://alianzaportusderechos.org

Denuncie

Desaparecidos

CRIN

SAL

Un Mundo

GDI

BOLETIN

Suscribase a nuestro boletín electrónico y reciba las noticias en su correo.


Ingrese su correo electrónico:

Importante: El Boletin es solo en español

ARGENTINA: Ataques sexuales de familiares llevan a un menor a confundirlo y paralizarlo

El psicólogo forense, Lic. Hugo Ortiz, explicó a EL LIBERAL que los menores de edad que son víctimas de abuso sexual prefieren mantener en secreto esta situación por dos razones.

“En la mayoría de los casos de abuso intrafamiliar de un menor se configura una situación de amenaza y coerción, pero ésta es una variable que se ve a nivel manifiesto”.

“Internamente o a nivel inconsciente, uno encuentra que la situación de abuso tiene tanta fuerza e intensidad para los chicos que los paraliza y confunde”.

“Esto es así porque las personas que cometen el abuso son de su entorno de confianza, como padres, padrastros, primos, tíos o profesores, vecinos, es decir personas de las que no esperan este tipo de conductas, sino de protección y sostén”.

“Ante esa situación, los chicos utilizan como mecanismo de defensa el ocultar estas situaciones y adaptarse, en lo que nosotros llamamos la sobreadaptación, que es lo que les permite sobrellevar y sobrevivir a esta situación”.

“De lo contrario, cuando llegan a la adolescencia y han venido viviendo una situación de abuso durante muchos años porque si lo verbalizan, comunican o exponen, corren el riesgo de desmoronarse emocionalmente”.

“Es un mecanismo bastante paradójico, pero es a lo que apelan para protegerse”.
“Mantener oculto esto les brinda la posibilidad de mantener bajo control la situación. Se sienten íntegros y contenidos emocionalmente”. l

http://www.elliberal.com.ar/ampliada.php?ID=95112

BOLIVIA: En 8 años, registro de abuso sexual a menores crece 235%

Crisis. Hay preocupación en el Gobierno por los últimos casos

alt_text

Entre 2005 y 2012, los casos de agresión sexual a menores —violación, estupro y abuso deshonesto— denunciados a la fuerza pública subieron de 1.076 a 3.602 (235%), según informe del Observatorio Nacional de Seguridad Ciudadana (ONSC) elaborado con datos de la Policía Boliviana.

Sólo los registros de violación aumentaron de 777 en 2005 a 2.386 en 2012, un incremento de 207%. Es decir de dos por día se elevaron a seis. En el primer trimestre de este año, la Policía atendió 825 casos de los tres delitos arriba citados contra menores de edad, de los cuales 531 fueron violación, un promedio de seis por día.

El abuso sexual a un menor de seis años en el penal de Palmasola de Santa Cruz; la violación y asesinato de Mei Lin Ke, de tres años, en esa capital; la agresión sexual a una niña de 12 años por su cuñado y el hermano de éste en Montero, en lo que va del mes, han causado conmoción en la ciudadanía y preocupado al Gobierno.

“Algo falla en la familia, en la escuela, en el trabajo, en el control, pero ante todo en el ámbito de formación de las personas para que ocurran esos actos monstruosos”, dijo ayer el vicepresidente del Estado, Álvaro García.

“Llama la atención la brutalidad injustificable, horrenda de este acto abominable. Dios puede perdonar, pero los seres humanos no, por semejante brutalidad; eso nos ha quebrado el corazón y (el) alma”, añadió en referencia a la pequeña Mei Lin Ke.

La delegada adjunta de Programas y Actuaciones Especiales de la Defensoría del Pueblo, Griselda Sillerico, también expresó su preocupación porque no hay sentencias contra los violadores. El caso más emblemático de impunidad es de la niña Patricia Flores, quien fue abusada sexualmente y asesinada en agosto de 1999, cuando tenía 10 años. Su cadáver fue hallado en un depósito de la escuela Juaristi Eguino, donde estudiaba. Pasaron 13 años y aún no se halló ni sentenció a los culpables.

Acciones. La solución, para Sillerico, depende de implementar políticas de prevención, ya que de los 10,3 millones de habitantes que tiene Bolivia según los datos del Censo 2012, 4,1 millones son niños y adolescentes.

“Es fundamental una campaña sostenida, el Estado tiene el rol de proteger. Necesitamos que las autoridades pongan presupuesto para el trabajo de prevención, porque cada día perdemos vidas, porque la víctima está marcada toda su vida”, añadió. De acuerdo con la fuerza policial anticrimen, las víctimas son más mujeres que hombres y los violadores son parientes cercanos.

Los menores callan, debido a que ellos o sus familias son amenazados de muerte, y si los agresores son sus padres, guardan silencio, porque creen que les deben obediencia. El nuevo Código Penal tiene que ser implacable con los violadores.

“Lo ocurrido con Lin Ke, secuestrada, violada y asesinada, es un hecho atroz, que consterna al país. Como institución, condenamos y pedimos que la norma legal sea implacable con los violadores”, dijo el comandante general de la Policía, general Alberto Aracena, cuyas declaraciones fueron reproducidas por la estatal Agencia Boliviana de Informaciones.

Tragedias ocultas

En marzo de 2012, la Policía recibió la denuncia de abuso sexual de un muchacho de 16 años, quien desde que tenía ocho año fue violado por un tío en La Paz. El delito se cometió durante seis años y su madre no se enteró.

http://www.la-razon.com/ciudades/registro-abuso-sexual-menores-crece_0_1855614448.html

primera  anterior Página 7 de 7