Alianza por tus Derechos

http://alianzaportusderechos.org

Denuncie

Desaparecidos

CRIN

SAL

Un Mundo

GDI

BOLETIN

Suscribase a nuestro boletín electrónico y reciba las noticias en su correo.


Ingrese su correo electrónico:

Importante: El Boletin es solo en español

COSTA RICA: La primera infancia es vital para el desarrollo de la personalidad

Catedrática, UCR eleonora.badilla@ucr.ac.cr

Emancipación de la infancia

Los recientes acuerdos sobre los derechos del ser humano y los últimos hallazgos de las neurociencias contribuyen con la emancipación del concepto de infancia. Es decir, se le da valor en sí misma a esta etapa de la vida. Ya no se le considera como un periodo que prepara para otro; ni como un estadio de adultez incompleta, como se hacía en el pasado.

Aunque siempre existen interrelaciones de esta fase de la vida con las demás, se reconocen claramente las características propias que la conforman. Tanto desde la óptica política (vea, por ejemplo, la Convención de los Derechos del Niño, 2006) como desde la de las Neurociencias, la primera infancia incluye de los 0 a los 8 años. A estos niños y niñas se les considera como participantes activos de las familias, las comunidades y las sociedades y se les reconoce el derecho de atención a sus necesidades físicas y emocionales particulares. También a que se les dé una orientación cuidadosa y a que se les provea el tiempo y el espacio necesarios para el aprendizaje. La primera infancia se considera vital para el desarrollo de la personalidad y la maduración de las estructuras neurofisiológicas y psicológicas.
Esta es, sin duda, una mirada más certera sobre la infancia de la que se ha tenido en el pasado. Sobre todo, confirma lo señalado durante ya muchas décadas, por madres, familias, maestras y profesionales de la salud que tenemos responsabilidad en el desarrollo armonioso de niños y niñas e implica que se requiere un replanteamiento de casi todas las acciones dirigidas a estos.

Reviste importancia estratégica priorizar la atención de esta etapa, por lo que debe ser compromiso nacional. No solo porque nuestra niñez tiene el derecho a que así sea y porque estaríamos procurando la formación de seres humanos más equilibrados y creativos, sino porque estaríamos previniendo problemas individuales y sociales en el mediano y largo plazo.

Específicamente en educación se necesitan enfoques renovados, diseños innovadores, técnicas diferentes, recursos actualizados y una evaluación más pertinente. Siendo la primera infancia una etapa tan vital en el desarrollo humano, los centros de atención de los más pequeños, conocidos como “guarderías” o lugares para el cuido deben evolucionar sustancialmente. Tienen que hacerlo tanto desde su nombre (que evoca un encierro sin mayor propósito), como desde su misión y acción: deben transformarse en espacios para el aprendizaje y la estimulación oportuna. Siendo una tarea tan especializada y delicada, tiene que estar en manos de equipos interdisciplinarios y profesionales altamente calificados. La infancia abandonada (en las calles, en zonas marginales, indígenas, etc.) debe ser prontamente atendida. Urge diseñar intervenciones educativas atractivas, pertinentes y flexibles para esta población. Y la responsabilidad debe recaer en equipos interdisciplinarios con una sólida formación.

Nuestro sistema educativo formal no está exento de la urgencia de cambiar puesto que ya está agotado. Ha llegado el momento para emancipar la educación de nuestra primera infancia, porque tiene un enorme valor en sí misma. La educación de la primera infancia debe hacerse de acuerdo a las realidades neurofisiológicas, psicológicas y emocionales de los niños y niñas y extenderse hasta (por lo menos) los ocho años. Entre los primeros efectos que veremos, seguramente estará la disminución en el fracaso escolar en el primer grado, que lamentablemente se ha venido incrementando en los últimos años. De nuevo, una educación así concebida debe estar en manos de equipos interdisciplinarios con una robusta formación. Esto, porque significa no solamente rediseñar los planes y programas educativos para la primera infancia, sino redefinir el papel del docente y analizar de manera cuidadosa el uso de los recursos didácticos digitales para apoyar el aprendizaje de niños y niñas.

Las implicaciones de la emancipación de la infancia para la formación de docentes para niños y niñas pequeños, son dramáticas. No puede seguir siendo una formación de docentes de educación preescolar sino para la primera infancia. Debe ser una formación interdisciplinaria y prioritaria para las instituciones que preparan docentes. Sobre todo, la mirada de la educación para la primera infancia debe llegar hasta (por lo menos) los ocho años de edad y hasta donde está la niñez abandonada.

http://www.nacion.com/2013-01-16/Opinion/Emancipacion-de-la-infancia.aspx

COSTA RICA: Fonabe y MEP aún no definen cómo impedir fallas en becas

Esperan estudio técnico

Contraloría critica que ¢3.483 millones para niños pobres no se asignaron en 2011
Ministro Garnier reconoce problemas, pero dice que no puede hacer cambios

Una vez más, la Contraloría General de la República (CGR) criticó la labor del Fondo Nacional de Becas (Fonabe) en el otorgamiento de los beneficios económicos para estudiantes pobres.

Mientras muchos de los alumnos quedaron en la fila y a la espera de su beca, el informe señala que Fonabe tuvo un superávit de ¢3.843 millones en el 2011.
El ente contralor también apunta el calvario que representa optar por un subsidio pues puede consumir hasta tres años en trámites.

“Hay falta de oportunidades en la aprobación de las becas, faltan políticas concretas en la definición de prioridades de inversión y hubo un cumplimiento parcial de las metas del 2011”, indica el estudio.

Aunque los problemas son paralelos a los que señala la CGR en los periodos 2009 y 2010, la presidenta de la Junta Directiva del Fonabe, Sonia Calderón, pide más tiempo y análisis para tomar decisiones.

“El informe fue entregado casi el último día de trabajo y la Junta Directiva no lo ha visto; se darán los criterios al respecto hasta que se analice y eso va a suceder en un par de semanas. No me podría a referir a lo que el informe indique”, manifestó la jerarca Calderón.

Las últimas investigaciones publicadas por este diario (Defensoría de los Habitantes y Auditoría del Ministerio de Trabajo) revelan que la entidad usó ¢1.000 millones del dinero de becas para gastos administrativos en el periodo 2009-2010.

En el 2010-2011 el Fondo entregó ¢ 175 millones a estudiantes que incumplían los requisitos.

En ambos casos, la presidenta de la Junta Directiva también dijo que requerían más tiempo para analizar la situación.

Voz sin voto. Por su parte, el ministro de Educación, Leonardo Garnier, explicó que esperarán “en las próximas semanas” los resultados de un estudio técnico de un equipo de siete funcionarios del Ministerio de Educación (MEP) que evalúa a Fonabe desde setiembre del 2012.

El ministro reconoce que, aunque hay fallas en el personal y en el sistema informático de Fonabe, él no tiene facultad para tomar decisiones sobre esa entidad.
“El MEP es el órgano rector de la educación, pero Fonabe tiene su propia ley que establece sus potestades; nosotros no podemos hacer nada al respecto y la Junta es la que nombra al director ejecutivo”, explicó Garnier.

El ministro no adelantó ningún criterio sobre los cambios que necesita la institución, a partir del informe que dará a conocer el equipo técnico del MEP.
Una vez que se revelen cuáles son las mejoras que requiere Fonabe, la Junta Directiva de esa institución será la responsable de convertir las sugerencias en decisiones.

http://www.nacion.com/2013-01-15/ElPais/fonabe-y-mep——-aun-no-definen-como-impedir-fallas-en-becas—-.aspx

GUATEMALA: ¿Despertará Guatemala?

¿Despertará Guatemala?

El año inició con la muerte violenta de tres mujeres, una de ellas desmembrada. El 2012 terminó también con cifras alarmantes sobre los asesinatos de mujeres caracterizados por un nivel grotesco de saña y de odio. Esto sin contar los casos de mujeres violadas, heridas y desaparecidas. En diciembre, el Observatorio de Salud Sexual y Reproductiva informó que entre enero y octubre del año pasado se contabilizaron dos mil 877 partos de niñas entre 10 y 14 años, número en el que no se incluye a las pequeñas que no quedaron embarazadas tras una violación sexual,
porque todo embarazo en una persona menor de 14 años no es otra cosa que eso: un delito.

Muy lejos de Guatemala, en la India, el terrible caso de Amanat conmocionó a la sociedad como nunca antes había sucedido con una agresión sexual a una mujer. Amanat, pseudónimo con el que la prensa bautizó a la víctima, fue violada y torturada con una barra de acero, dentro de un autobús, por seis hombres, durante una hora. La joven de 23 años murió el 29 de diciembre del 2012, tras dos semanas de agonía.

“En un país en el que el desprecio a la mujer se traduce en uno de los niveles de acoso y agresiones sexuales más altos del mundo, se ha producido una auténtica rebelión social contra la tradicional pasividad e insensibilidad de la Policía y de la casta política hacia estos crímenes. Las manifestaciones espontáneas, muy violentas algunas de ellas, se produjeron desde el día siguiente de la fatal agresión de Amanat en Nueva Delhi y se han extendido a todo el país. Los medios han reproducido con profusión de detalles no solo la brutalidad sufrida por Amanat, sino las agresiones de las que son objeto a diario miles de ciudadanas en una democracia, la más grande del mundo, a la que se acusa de ser incapaz de proteger a la mitad de su población”, señala el editorial del diario español El País, titulado India despierta.

Me pregunto yo, entonces, si Guatemala algún día despertará de este letargo social en que estamos inmersos y que nos mantiene indiferentes y estáticos ante la violencia espantosa que sufren a diario las mujeres y las niñas chapinas. ¿Cuándo la indignación llegará al límite y producirá una masiva reacción que conmueva los cimientos más profundos de un país acostumbrado a ver los asesinatos, la violación sexual y la tortura contra las mujeres como algo normal y natural?

Los asesinatos y las violaciones sexuales son hechos deleznables en sí mismos, que sin embargo se agravan por la insensibilidad mayoritaria y también por la falta de justicia. La impunidad, que perpetúa un crimen, es una doble afrenta para las víctimas y un pésimo mensaje para los perpetradores y los victimarios que entienden que su conducta no será castigada y, por lo tanto, es admitida y puede repetirse.

Tenemos como país una tarea pendiente, la de desterrar una cultura misógina —de odio hacia las mujeres— y de desprecio por ellas, y sacudirnos esta terrible indiferencia que tiene su máxima expresión en la falta de justicia. Quizá el cambio de era y el inicio del año nos permitan reaccionar y un día amanezcamos con miles y miles en las calles para exigir no más violencia contra las mujeres y no más impunidad.

http://www.prensalibre.com/opinion/Despertara-Guatemala_0_847715235.html#.UPW8JBVIKn4.facebook

Página 1 de 6 siguiente  última