Alianza por tus Derechos

http://alianzaportusderechos.org

Denuncie

Desaparecidos

CRIN

SAL

Un Mundo

GDI

BOLETIN

Suscribase a nuestro boletín electrónico y reciba las noticias en su correo.


Ingrese su correo electrónico:

Importante: El Boletin es solo en español

COSTA RICA: Amor de madre reconstruye la vida de diez hermanitos

alberto.barrantes@nacion.com

Sin ir a la sala de partos, asumió el reto de educar a una decena de hijos

Charlotte Cruz, de 49 años, rearmó su casa para dar abrigo a una nueva familia
Definir reglas y responsabilidades fue la tarea más difícil hace tres años
Alberto Barrantes C. alberto.barrantes@nacion.com

Dedicación, amor y esfuerzo son la única fórmula que explica cómo una mujer puede asumir la crianza de diez niños que llegaron a su casa sin ser sus hijos.

Inquietos y con un espíritu que desborda alegría a través de sus sonrisas, estos niños nacieron en Limón y llegaron hace tres años a los brazos de doña Charlotte Cruz, quien formó un nuevo hogar para ellos en Piedades de Santa Ana.

Esta mujer, su esposo y sus seis hijos propios abrieron las puertas y rearmaron su casa para educar en valores a los nuevos diez hermanitos, cuyas edades en la actualidad van de tres a 17 años.

“Mi hijo Otto construyó camarotes de cuatro pisos y le dimos vuelta a la casa para recibir diez bendiciones, que amo con todo mi corazón”, dijo doña Charlotte.

En el antiguo hogar de estos menores, las paredes contaban historias de maltrato, que esta mujer decidió transformar mediante el afecto y la entrega absoluta.

Las páginas del cambio para ellos comenzaron a escribirse hace cinco años cuando, en una visita al Hospital de Niños, ella conoció a Isabel, una niña con discapacidad, que estaba abandonada.

Isabel tenía un año y dos meses, y los doctores le buscaban un hogar, porque no querían que fuera a un albergue del Patronato Nacional de la Infancia (PANI).

Charlotte asumió la responsabilidad, sin que ello significara una adopción, con la conciencia de que en cualquier momento dejaría de ser su hija y pasaría de nuevo a la tutela de la madre de la niña.

Sin embargo, el tiempo echó raíces en Santa Ana e Isabel dio sus primeros pasos con doña Charlotte, contra los pronósticos de los médicos de que nunca caminaría.

“Hemos ido juntas a las terapias y el avance en Isabel ha sido muy significativo. Luego, en diciembre del 2009, nos dimos cuenta de que los nueve hermanos de Isabel estaban en el PANI, y esa Navidad reunimos a todos y empezamos a construir esta familia”, recuerda Cruz.

Antes de tomar la decisión, doña Charlotte habló con su esposo y sus seis hijos, que la apoyaron en la idea de formar esta familia numerosa.

Los primeros días, recuerda, “no fueron nada fáciles, fue necesario conversar mucho con ellos, escucharlos y empezar a trabajar en reglas y límites, pero con amor”.

Esas diez nuevas voces jugando y gritando “¡maaami, maaami!” se convirtieron en la ilusión de esta madre, que sueña con que todos lleguen a ser profesionales, pero, sobre todo, “personas de bien y que no sean mentirosos, porque, si hay algo que detesto, es la mentira”, enfatizó esta madre.

En la casa los platos de comida nunca faltan, gracias al trabajo, ahorros y el apoyo que ha recibido de algunas personas que conocen a esta gran familia.

El PANI aporta un subsidio mensual de ¢50.000 por cada niño, bajo la modalidad de “hogar solidario”, que no significa adopción.

“Lo económico es simbólico, comparado con todos los avances que reflejan estos niños. Ahora son personas seguras, dan rendimiento académico y se sienten parte de una familia”, reconoció la psicóloga del PANI Yorleny Ruiz.

Este hogar se mueve a ritmo de orquesta, bajo la dirección de doña Charlotte, que utiliza tres pizarras en la sala de su casa para que no se le olviden las citas en el médico, horarios de clases y responsabilidades que tiene cada uno.

Con la entrada al curso lectivo, esta familia se levanta a las 4:30 a. m., y empieza una fila contrarreloj en la puerta del baño.

Cuando el sol se esconde, un libro de cuentos los acompaña en el cuarto, antes de volver a abrir los ojos para comenzar un nuevo día.

“Yo disfruto tanto con sus ocurrencias, estos chiquitos son mis hijos”, afirmó con el orgullo que identifica el amor de una madre.

http://www.nacion.com/2013-01-13/ElPais/Amor-de-madre-reconstruye-la-vida-de-diez-hermanitos.aspx

COSTA RICA: Peón va a nuevo juicio por crimen de colegiala

Caso en Golfito

El caso del asesinato de una colegiala de 14 años ocurrido el 26 de marzo del 2009, en La Palma de Puerto Jiménez, de Golfito, Puntarenas, será llevado por segunda ocasión a juicio desde el lunes.

El debate se realizará en el Tribunal de Juicio de Osa a partir de las 8 a. m., informó la oficina de prensa del Poder Judicial.

En este caso el imputado es un peón agrícola de apellido Murillo.

El homicidio de la colegiala se produjo cuando salió en bicicleta a efectuar unas compras en un supermercado –a unos tres kilómetros de su casa. Ella desapareció pero la bici y sus chancletas fueron halladas a un lado del camino, cerca de un río.

De inmediato, familiares y vecinos comenzaron a buscarla pero no fue hasta el día siguiente que un agricultor encontró el cuerpo semienterrado en la margen del río Riyito, en La Palma.

La fallecida era la mayor de tres hermanos. Cursaba el octavo año en el Liceo La Palma.

El 16 de junio del 2009 fue detenido Murillo como sospechoso del homicidio luego de que testigos dijeron haber visto a la menor en compañía del imputado, con quien, según la Policía Judicial, la unía una estrecha relación.
Empero, el 1.° de junio del 2011 el Tribunal de Juicio de Osa absolvió a Murillo por duda.

En una fecha posterior la Sala Tercera anuló el debate y ordenó la realización de un nuevo juicio.

http://www.nacion.com/2013-01-12/Sucesos/peon-va-a—nuevo-juicio—por—crimen-de—colegiala-.aspx

COSTA RICA: Menor se entrega por matar a balazos a su amigo de infancia

Crimen el jueves en Guácimo, Limón

Madre del fallecido dice que jóvenes tenían rencillas desde hacía tiempo
Víctima murió de cuatro impactos en la espalda y el abdomen

Guácimo, Limón. Un menor de 16 años de edad se entregó a las autoridades como responsable de matar a balazos a un amigo.

La víctima fue Keylor Villalobos Ramírez, de 18 años de edad. Los jóvenes eran cercanos desde la infancia, según informó ayer la Policía.

El homicidio de Villalobos ocurrió antenoche en barrio Los Geranios, situado a un kilómetro de la ciudad de Guácimo, Limón.

De acuerdo con el reporte de la Fuerza Pública y del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), la víctima se encontraba debajo de un árbol conversando con tres amigos.

En ese momento, otro sujeto se presentó y le disparó a Villalobos cuatro veces en la espalda y el abdomen. Luego, según el reporte oficial, el agresor huyó a pie por una zona poblada.
La Policía Judicial comunicó que, en la mañana de ayer, el menor llegó a la delegación policial y se entregó por ese crimen.

El sospechoso fue detenido y remitido al Ministerio Público, donde ayer sería interrogado para, posteriormente, determinar su situación jurídica.

Una fuente policial aseguró que tres días antes habían disparado contra la vivienda donde residía el muchacho asesinado.

Rencilla. Celia Villalobos, madre del joven fallecido, llegó ayer a la Municipalidad de Guácimo a pedir ayuda económica para el entierro.

Ahí, la mujer relató que el sospechoso del homicidio tenía rencillas con su hijo desde hacía algún tiempo, pese a que habían sido amigos desde que eran pequeños.
La mujer también contó que su hijo tenía problemas con las drogas desde dos años atrás.

“Lo interné en centros de rehabilitación en tres ocasiones, pero sus amigos llegaban a visitarlo y lo obligaban a escaparse del centro”, narró la madre.
Agregó que, sin embargo, Villalobos había decidido cambiar su vida, por lo que estaba gestionando que el centro de rehabilitación lo aceptara nuevamente.

“Él estaba muy feliz al pensar que por fin cambiaría su vida. Me duele que lo mataran porque yo pensaba que hoy (ayer para los lectores) ya él estaría en el centro recibiendo ayuda”.

Kattia Jiménez, quien es vecina de la familia, lamentó que ninguna institución ayudara a la madre del fallecido.

“Esto se pudo haber evitado”, expresó la mujer.

http://www.nacion.com/2013-01-12/Sucesos/menor-se-entrega-por-matar-a-balazos-a-su-amigo-de-infancia.aspx

Página 1 de 12 siguiente  última