Alianza por tus Derechos

http://alianzaportusderechos.org

Denuncie

Desaparecidos

CRIN

SAL

Un Mundo

GDI

BOLETIN

Suscribase a nuestro boletín electrónico y reciba las noticias en su correo.


Ingrese su correo electrónico:

Importante: El Boletin es solo en español

COSTA RICA: PANI suspendió a tres funcionarios por caso de Golfito

El Patronato Nacional de la Infancia (PANI) suspendió a tres funcionarios e investiga a seis personas por el caso de tres niñas aparentemente víctimas de abuso sexual en un hogar solidario de la institución en Golfito, Puntarenas.

La presidenta ejecutiva de la institución, Marielos Hernández, explicó esta mañana en una conferencia de prensa, que la medida forma parte de una investigación para sentar las responsabilidades correspondientes.

La suspensión se ordenó a partir del 23 de agosto como medida cautelar contra el coordinador de la oficina local de Golfito, Enrique Gómez, así como a la directora regional, Yolanda Barrantes, y a una psicóloga cuyo nombre no se reveló.

Hernández también indicó que la Gerencia Técnica del PANI intervino la oficina de Golfito para analizar la situación actual e incluso trajo más de 50 expedientes para estudiarlos.

“Es un caso que realmente me ha impactado porque un hogar solidario tiene una serie de requisitos y se supone que ahí van a estar en las mejores condiciones los menores”, dijo Hernández.

La F iscalía de Golfito actualmente estudia el aparente abuso físico y sexual que sufrieron las tres niñas de 12, 9 y 7 años.

La causa penal se tramita contra un hombre de 74 años de apellidos Morera Vargas, esposo de una mujer de apellidos González Gutiérrez, de 54, quien fue nombrada como guardadora de las menores.

Dicha mujer es amiga del jefe de la oficina local de Golfito, Enrique Gómez, según el mismo reconoció.

Las menores permanecieron en ese hogar entre el 2007 y el 2011, cuando la dirección regional intervino tras conocer denuncias y al no existir una intervención por parte de la oficina local.

Pese a esta situación ocurrió el año pasado, no fue sino hasta agosto que se abrió la investigación preliminar contra el funcionario. Dicha orden coincidió con una publicación de La Nación que dio a conocer el caso.

http://www.nacion.com/2012-09-03/ElPais/PANI-suspendio-a-tres-funcionarios-por-caso-de-Golfito.aspx?Page=2#comentarios

COSTA RICA: Menor de 17 años apuñala a su madre tras discusión

• En Tres Ríos, Cartago

Una mujer identificada como María Mendieta Bustos ingresó en condición delicada al Hospital Calderón Guardia después de que su hija de tan solo 17 años de edad le incrustara un puñal en el tórax.

El hecho se presentó en una vivienda localizada en el sector de Lomas de Allarco en Tres Ríos, ayer en horas de la tarde.

Ante la emergencia, la mujer tuvo que ser trasladada al Hospital Calderón Guardia donde la reportan delicada.

Por su parte, la menor fue detenida y trasladada a la Delegación de Policía de Tres Ríos y posteriormente quedó a las órdenes de la Fiscalía.

http://www.prensalibre.cr/lpl/suceso/69990-menor-de-17-anos-apunala-a-su-madre-tras-discusion.html

COSTA RICA: Edad sentencia a niños a vivir en albergues

cristina.fallas@nacion.com

“Nadie me quiere”, son las palabras que pronuncian al observar como los nuevos padres, con semblante feliz y un tanto nerviosos, se llevan entre sus brazos a los más “pequeñitos” del albergue.

A pesar de tener entre cuatro y nueve años, saben que los futuros papás prefieren experimentar primero el cambio de pañales y las noches de desvelo, que empezar a lidiar con las explicaciones sobre cómo escribir su nombre o cuál es el resultado de la suma de dos más tres.

El Patronato Nacional de la Infancia (PANI) tiene a 18 niños que esperan ser adoptados, de los cuales la mitad, de nueve años, no han encontrado un nuevo hogar debido a la existencia de una serie de mitos alrededor de sus edades.

Luz Lee, del PANI, explicó que los candidatos para adoptar en ocasiones prefieren a los menores de entre cero y tres años por temor a que los que superen ese rango de edad no se adapten a las normas de la familia.

“Entre más grandes, la capacidad de adaptación es mayor. Todos nos ajustamos al ambiente en que nos desarrollamos, así pasa con ellos”, indicó Lee.

Ligia García, vocera de la asociación de padres adoptivos “Hijos Nacidos del Corazón”, explicó que muchos prefieren las edades más pequeñas ya que piensan que al ser bebés van a llenar el espacio que quedó al no tener hijos biológicos.

“Un hijo es un hijo aunque no sea biológico. El vientre de la progenitora fue solamente el ‘vehículo’ que Dios utilizó para traerlo”, comentó García.

Mitos

Otra creencia es que niños que han sido víctima de agresiones, tanto física como verbal, pueden ser un conflicto dentro de un nuevo hogar, lo cual es erróneo.

Lee mencionó que al ser trasladados a un albergue del PANI, los menores reciben atención psicológica para que logren superar esos momentos y lleguen a perdonar al agresor.

“Permitimos que ese niño pueda vivir el duelo por lo ocurrido para que después se pueda vincular con otra familia”, dijo Lee.

García explicó que el afecto que se le brinde al menor es lo que va determinar el comportamiento del niño, más allá que su edad.

“Hay que poner rostro a la adopción y no un número, solamente con pensar eso se abren muchas posibilidades”, destacó García.

Además, agregó que es importante dejar los pensamientos sobre los momentos que se pudieron haber perdido junto al niño y pensar en los que compartirán.

“Algunos dicen que no van a ver cómo les sale el primer diente, pero sí van a poder estar cuando se les caiga”, añadió.

Los niños que aún no encuentran una familia, tienen nueve años, lo que según el PANI permite que puedan aprender y desaprender ciertas conductas.

Lee indicó que también, grupos de hermanos y niños con discapacidades crecen en los albergues ante la negativa de las personas de darles amor, por los mitos que se han creado al respecto.

Dos niñas dibujaron una sonrisa en sus rostros

Una vez un fotógrafo dijo: “La fotografía no puede cambiar la realidad, pero sí puede mostrarla”. En este caso, una imagen en medio de la sala, parece reflejar la alegría de dos jóvenes que posan junto a un par de niñas, de cinco años, las cuales llegaron a sus vidas hace ocho meses para cambiarlo todo.

“Cuando las conocimos fue un momento increíble. Eso fue como cuando una madre va al hospital a tener su hijo y lo ve por primera vez, la misma sensación la pudimos sentir mi esposo y yo la primera vez que las vimos”, manifestó Paola Sagot, madre de las menores.

Las gemelas se encontraban en un albergue del Patronato Nacional de la Infancia (PANI) desde que tenían nueve meses. Allí, crecieron al lado de otros niños, que como ellas, fueron abandonados por sus progenitores.

Sagot de 35 años y su esposo, Sebastián Fontana, de 34, anhelaban convertirse en padres y, al no lograrlo de forma natural, decidieron adoptar.

“Siempre habíamos hablado de adoptar y casualmente yo nunca pude tener hijos biológicos aunque me sometí a varios tratamientos”, detalló.

En enero del 2011, la pareja decidió iniciar los trámites en el PANI, lo cual fue la antesala para que en octubre de ese mismo año los declararan idóneos para adoptar.

El 11 diciembre del año anterior recibieron una llamada para comunicarles que serían padres de dos niñas que tendrían en su casa el 15 de ese mes.

“Siempre quisimos que fueran dos hermanitos, de edades entre cero y seis años, pero no nos imaginábamos que fueran gemelas”, recordó Fontana.

Al llegar a casa de la pareja, las niñas encontraron un hogar, más allá de cuatro paredes y un techo en el que vivirían con dos extraños, a quienes ahora llaman “papi y mami”.

Sagot indicó que tienen los mismos contratiempos que tiene cualquier padre o madre con sus hijos, como lo es enseñarles a amar a la familia y darles una educación adecuada.

“Papá y mamá son los que dan afecto, los que te ayudan y están contigo. Un día nos dijeron que no querían regalos , si no que querían a papá y a mamá; eso se logra con un vínculo creado con amor”, agregó.

Las gemelas conocen su pasado y cada vez que recuerdan algo vivido en el albergue se lo comentan a sus papás, quienes respetan esos momentos.

La pareja es consciente de que si en algún momento ellas desean conocer a sus progenitores, van a respetar la decisión y a brindarles el apoyo.

“Yo no nací del vientre de mi mamá, pero sí de su corazón”

“Yo admiro a mi papá porque nací de su corazón cuando yo tenía 6 años y vivía en un hogarcito del PANI. Cuando lo conocí, fue el papá que yo siempre quise tener, el que soñé y el que le pedía a Dios que me diera”.

Así, una menor de 11 años describió como es el sentimiento que tiene hacia su papá, Melvin Sancho, quien junto a su esposa, Silvia González, decidieron adoptarla hace cinco años.

“Desde el primer momento que la conocimos hubo química. Fuimos al hogarcito y teníamos que relacionarnos con todos, pero solo Dios hizo que hubiera mucha empatía entre nosotros”, explicó González.

La decisión de adoptar la tomaron antes de casarse, en el caso de que no pudieran tener hijos biológicos.

“Como que Dios ya nos estaba preparando para eso después de intentar durante cuatro años”, dijo González.

En octubre del 2008 empezaron con los trámites y las entrevistas con la trabajadora social y la psicóloga del albergue del Patronato Nacional de la Infancia (PANI).

En diciembre de ese mismo año, pudieron llevar a la menor a la casa, luego de ser aprobada la adopción.

“Un día salimos con ella y la trabajadora social. Nos tomó por sorpresa que ya se quería venir con nosotros y desde ahí está aquí”, contó González.

Para ellos, ese momento se convirtió en el día en que volvió a nacer su hija.

“No los cambiaría por nadie más”, afirmó la pequeña.

Ahora está en quinto de la escuela y destaca por ser la mejor promedio del aula.

Su madre contó que la niña desea ser veterinaria cuando le llegue el momento de escoger una profesión. Esto se evidencia al verla rodeada de sus seis perros, una tortuga y varios peces. Además dice querer tener un hámster.

González afirma no temer si en algún momento su hija le pide que le ayude a buscar a su progenitora.

Agregó que su hija es consciente de lo que ocurrió antes de vivir con ellos.

“Yo no nací del vientre de mi mamá pero sí de su corazón”, le contestó la menor un día a una compañera que la molestaba por haber sido adoptada.

Adopción

Al extranjero

Al no haber posibilidades de ser aceptados en una familia compuesta de nacionales, algunos niños son integrados a hogares de italianos, españoles, estadounidenses y alemanes. En lo que va del 2012, 14 niños han sido adoptados por extranjeros.

Analice el perfil

Antes de llenar el formulario es necesario saber de forma segura qué características busca en un menor.

Hasta los 18

Los niños que no fueron adoptados se mantienen en los albergues del PANI hasta tener los 18 años.

http://www.aldia.cr/ad_ee/2012/septiembre/02/nacionales3301856.html

Página 1 de 10 siguiente  última