Alianza por tus Derechos

http://alianzaportusderechos.org

Denuncie

Desaparecidos

CRIN

SAL

Un Mundo

GDI

BOLETIN

Suscribase a nuestro boletín electrónico y reciba las noticias en su correo.


Ingrese su correo electrónico:

Importante: El Boletin es solo en español

COSTA RICA: Denuncia de la violencia sexual

Médica Cirujana UCR, Residenta de Psiquiatría, HNP kvargaslepe@gmail.com

La prensa debe ayudar a crear conciencia sobre el deber de denuncia de una violación

La violencia sexual contra la mujer, de cualquier edad es un problema de salud pública y una violación de los derechos humanos. Las Naciones Unidas la definen como “todo acto sexual, la tentativa de consumar un acto sexual, los comentarios o insinuaciones sexuales no deseados, o las acciones para comercializar o utilizar de cualquier otro modo la sexualidad de una persona mediante coacción por otra persona, independientemente de la relación de esta con la víctima, en cualquier ámbito”.

En 2001, la actual viceministra de Salud, Dra. Sisy Castillo, publicó los resultados del seguimiento a los delitos sexuales que son “atendidos para valoración médica clínica y psiquiátrica-psicológica” en el Consejo Médico Forense: el 74% correspondió a víctimas femeninas; en el 69% de los casos el rango de edad para ambos sexos fue entre 6 y 14 años.

Los delitos sexuales que se apelaron en un 87,15% correspondieron a violación y abusos deshonestos. La duración del abuso denunciado fue clasificado como “crónico” en el 66,08% de los casos. Las víctimas presentan síntomas emocionales y de conducta en el 69% de los casos, y físicos en un 28%. En la mayoría de los casos, los ofensores fueron de sexo masculino, mentalmente sanos, mayormente miembros de la familia o amigos de ella, lo que ubica al agresor en una posición de poder o autoridad en relación con la víctima.

De 2002 a 2003, en Costa Rica, el rubro de delitos sexuales, estipulado como abuso sexual contra menores o incapacitados denunciados pasó de 805 a 1407 denuncias. No obstante, el aumento puede corresponder a mayores denuncias y no necesariamente a aumentos en la incidencia.

En 2009, un trabajo interdisciplinario –en el que participé– analizó la violencia sexual y mecanismos de denuncia en estudiantes de sexto grado en una escuela de la provincia de Heredia. Concluimos que el conocimiento de la población sobre las herramientas para combatir la violencia sexual es superficial. Nuestras propuestas resultan obvias: educar a la población menor de edad para que reconozca una situación de riesgo o se reconozca en una situación de abuso o violencia sexual, y pueda expresar y denunciar tal situación. La meta debe ser, en primera instancia, que se rompa el silencio: ¡que la tasa de denuncia no siga siendo inferior a la incidencia!

Violación a menores. En 2012, un reportaje periodístico de La Nación (10 de julio) muestra un caso de una menor de 11 años que resultó embarazada, y a los 12 ya era madre. De paso muestra otra de nuestras realidades: el incumplimiento reiterado del obligado deber de denunciar la violación, delito tipificado.

Existe violación sexual si el acto es cometido contra un niño o niña menor de trece años de edad; existe obligación de denuncia por parte de los familiares, de las maestras que se enteran del hecho, de los funcionarios que atienden el embarazo y el parto.

La prensa debe ayudar a crear conciencia sobre el deber de denuncia contra el “delito de silencio”.

Es deseable que en las guías de educación sexual promovidas por el Ministerio de Educación, cuyo contenido aún ignora la opinión pública, se incluyan prioritariamente los temas de pudor, intimidad, respeto al cuerpo, detección de situaciones de riesgo y ¡hablar!: sí, que los niños y las niñas se atrevan a contar cuando alguien ha roto su pudor y su intimidad, violentando su cuerpo y cometiendo el delito de abuso sexual o violación en su contra.

La denuncia de la violencia sexual, la intolerancia a todo vejamen sufrido por una persona menor de edad, fortalece la calidad de vida y la salud, y contribuye a restituir los derechos humanos de las víctimas.

http://www.nacion.com/2012-06-30/Opinion/denuncia-de-la-violencia-sexual.aspx

COSTA RICA: Cae nicaraguense abusador de menores

En Upala, Alajuela

El nicaragüense era buscado por la Fiscalía Auxiliar de Upala

Un nicaragüense de apellido Sánchez Ponce fue detenido por oficiales de la Fuerza Pública, por ser sospechoso de cometer abusos sexuales en diferentes sitios de Upala, Alajuela.

La detención se realizó en la localidad de Birmania de Dos Ríos de Upala, cuando el imputado viajaba en un automóvil.

De acuerdo con las autoridades, el sujeto tenía orden de captura y era buscado por la Fiscalía Auxiliar de Upala. Durante el operativo, los oficiales decomisaron cuatro armas de fuego y 25 proyectiles.

Tras la detención, el sospechoso fue referido hasta el Ministerio Público para continuar con la investigación.

http://www.prensalibre.cr/lpl/suceso/66338-cae-nicaragueense-abusador-de-menores.html

COSTA RICA: Fodesaf y PANI atrasados en el giro del dinero para becas

La Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (Apse), solicitó a entidades gubernamentales explicaciones sobre el atraso en la entrega de las becas para estudiantes, principalmente para los más pobres.

Varios factores se han amalgamado en contra del otorgamiento y pago de las becas a los estudiantes en extrema pobreza, pobreza y vulnerabilidad de distintos niveles académicos del sistema educativo.

La APSE, preocupada por esta población estudiantil tan necesitada de un subsidio para mantenerse en las aulas, ha solicitado información a diferentes instancias sobre el problema, denunciado por los beneficiarios y los padres de familia.

Dado que una de las fuentes de financiamiento del Fondo Nacional de Becas (Fonabe) es el Ministerio de Educación Pública (MEP), la presidenta de la APSE, Beatriz Ferreto, envió una carta a la viceministra Administrativa, Silvia Víquez, para conocer las causas del retraso en el pago de becas y la “tramitología” engorrosa para la actualización de datos u obtención del subsidio.

Víquez reconoció que está retrasado el pago de las becas y responsabilizó, en parte, a otros entes que aportan recursos, de acuerdo con un convenio suscrito con el Fonabe.

“Existe un atraso de tres y cuatro meses en el giro de los recursos por parte del Fondo de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares (Fodesaf) y del Patronato Nacional de la Infancia (PANI), este año, lo que ha hecho imposible al Fonabe cumplir con el desembolso oportuno a los becados”, replicó la viceministra Víquez, en una misiva con fecha 21/6/2012, enviada a la presidenta Ferreto.

Explicó que hasta el momento se ha cancelado abril y se está gestionando el pago de las becas de mayo, aunque nuevamente se presenta una demora en el ingreso de la fuente de financiamiento de Fodesaf.

Ferreto pidió explicaciones sobre lo que está sucediendo con las becas, a finales de mayo pasado, a la Dirección de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares (Desaf), la cual destina recursos del Fodesaf para el programa de subsidios; sin embargo, a la fecha no ha respondido, pese a que de acuerdo con el artículo 32 de la Ley de Jurisdicción Constitucional, el plazo para contestar es de 10 días hábiles.

A la demora en la transferencia de los recursos a Fonabe, se aúna el hecho de que 500 centros educativos no presentaron sus solicitudes de becas a tiempo y, a esta altura del curso lectivo, 100 instituciones todavía no han remitido los listados de los beneficiarios, según lo indicó la Viceministra Administrativa.

La decisión del Banco Nacional de Costa Rica de no abrir cuentas bancarias a los beneficiarios viene a agravar la situación de los becados, ya que está impidiendo que se les depositen los montos correspondientes. Según Víquez, se está negociando con la entidad bancaria para “concretar una pronta solución”.

La APSE publicó, recientemente, un reportaje sobre la situación dramática de los niños y las niñas de la Escuela de Enseñanza Especial Centeno Güell, al quedarse sin recursos debido al atraso en el pago de las becas.

En relación con los excesivos trámites que se deben realizar en las oficinas de Fonabe, la Viceministra respondió a la APSE: “Entre marzo y abril del 2012, de acuerdo con recomendaciones de la Auditoría Interna del Fonabe, se realizaron cerca de 8.000 llamadas para que las personas que tenían trámites pendientes de completar para obtener una beca se apersonaran a las oficinas, con el fin de actualizar información y documentación, como cédulas vencidas de extranjeros, traslados de centro educativo, entre otros.

”Al existir la posibilidad presupuestaria para la cobertura de nuevos casos, se recibieron sin previa cita 1.300 formularios de solicitud de beca para estudiantes del nivel universitario y 1.200 de preescolar y becas especiales”.

Víquez informó de que para este año, la meta es otorgar 208.582 becas en todos los niveles educativos, para lo que se cuenta con un presupuesto de ¢37.000 millones. El porcentaje de la meta anual alcanzada al 19 de junio del 2012 es del 88%.

La presidenta de la APSE, Beatriz Ferreto, también envió una carta a la Dirección Ejecutiva del Fonabe el 23 de mayo pasado, pero tampoco ha respondido.

En cambio, sí se recibió respuesta del auditor interno del MEP, Harry J. Maynard, quien dijo que el ente a su cargo perdió competencia para fiscalizar Fonabe, y que el último control se realizó en el 2007.

http://www.elpais.cr/frontend/noticia_detalle/1/69417

Página 1 de 9 siguiente  última