Alianza por tus Derechos

http://alianzaportusderechos.org

Denuncie

Desaparecidos

CRIN

SAL

Un Mundo

GDI

BOLETIN

Suscribase a nuestro boletín electrónico y reciba las noticias en su correo.


Ingrese su correo electrónico:

Importante: El Boletin es solo en español

COSTA RICA: Fabricación o producción de pornografía

Para aquellos que lo ignoran, a propósito y con evidentemente mala fe, o bien porque jamás lo habían oído nombrar, la “fabricación o produccion de pornografía” se castiga con prisión de 3 a 8 años si se utilizan menoresde edad, (art.173 del Código Penal) y de uno a cuatro años si la pornografía se comercia, difunde o exhibe a menores de edad. (art. 174 del Código Penal).

Lic. Pedro Beirute. Especialista en Derecho de Familia, pbeirute@me.com |sandra.gonzalez@laprensalibre.cr

La diferencia fundamental es que el primero de los delitos castiga a aquellos que utilizan a los niños y niñas como actores y el segundo delito a quienes los induce a comercializar ese material, aprovechándose de su minoridad e impunidad por esa razón.

Son de los denominados delitos sexuales, además de la violacion, el estupro o el abuso deshonesto, junto con el rapto, corrupcion, proxenetismo y rufianería.

Costa Rica está llena de pornografía infantil. Desde la portada de los periódicos o bien dentro de sus carteleras de teatro y cine donde anuncian con bombos y platillos películas como “Max, el sátiro”, “Colegialas 2”, etc. y por lo cual se induce a los niños y niñas a esas prácticas, hasta las calles capitalinas donde basta asomarse cualquier noche o mañana temprano para constatar cómo deambulan menores de edad que son utilizados sexualmente.

Y el Estado costarricense nuevamente brilla por su ausencia. Está obligado a proteger a la familia, pero no lo hace. Lejos de aceptar con valentía la problemática social, la esconde, la niega y gasta millones de colones en campañas queriendo tapar el sol con un dedo. Pero ya nadie le cree. El costarricense se ha vuelto excéptico, desconfiado, incrédulo ante el político tradicional que lamentablemente sabe muy poco o nada del problema social que vive nuestro país.

Se dice que existen muchas direcciones en Internet dando cuenta de lugares donde se comercia con el sexo de niños. ¿Qué hace el Estado? Se comenta que
estamos en el mundo entero como un país receptor de turismo no solo ecológico, sino sexual atinente a niños y niñas costarricenses. ¿Qué hace el Estado costarricense?

Existen cines que proyectan a cualquier hora pornografía barata. Los niños quizás no entren a estas salas, pero “sueñan” con hacerlo algún día. ¿Formará parte esa libertad de comercio del respeto a los derechos humanos? La respuesta la tiene el pueblo de Costa Rica.

http://www.prensalibre.cr/Noticias/detalle/46308/438pedro-beirute:-fabricacion-o-produccion-de-pornografia-

COSTA RICA: Padres utilizan a hijos para lastimar a sus exparejas

Padre pidió tiempo con su niño y lo golpeó.Acusó a la madre de prostituta y drogadicta

“Utilizar a un niño como objeto en el pleito de dos adultos es una de las formas más viles de reducir al ser humano a la condición de un ‘chunche´…algo así como poner al niño como si fuera una cosa por la cual nos peleamos”, con estas palabras, Laura Chinchilla, psicóloga de Patronato Nacional de la Infancia (Pani) reconoce que los padres utilizan a sus hijos para lastimar a sus exparejas.

Lamentablemente esa situación abunda en los hogares costarricenses y Andrea Mora da fe de ello.

El lunes anterior, llamó al padre de su hijo para que le comprara un medicamento para una alergia. Fueron juntos a comprarlo y como el hombre tenía muchos meses de no verlo, le pidió que le permitiera llevar al niño “a dar una vuelta”.

“Nunca me imaginé que le fuera a hacer un daño. A las 6:00 de la tarde no aparecía, apagó el celular y lo llamaba y nada. En la noche me llamó y me dijo que lo habían detenido. Voy y consulto y me dicen que él llegó a los Tribunales por su propia voluntad. Me dijo que él no tenía al bebé, que el Pani se lo había quitado (…) voy en la noche y el guarda me dijo que no sabía nada”, detalló la vecina de Cartago.

Desesperada, Mora volvió a ir al Pani al día siguiente y le indicaron que el pequeño estaba allí porque el papá lo había llevado muy golpeado.

“Me dicen: ‘Él dijo que usted lo agredió’, pero yo tenía casi un día de no verlo. El chiquito estuvo internado en el hospital por una fiebre muy fuerte. Y además el hombre la demandó porque dijo que andaba de prostituta y consumía drogas. Andrea lo negó y ofreció hacerse los exámenes correspondientes para demostrar que era falso.

Estadísticas del Pani señalan que más de 15 mil niños han sido víctimas de conflictos familiares, y aunque no se sabe con exactitud cuántos corresponden a problemas entre progenitores, sí es una situación que sucede mucho.

“Va desde casos leves – como no pagan la pensión alimentaria o se atrasan, el otro cónyuge habla cosas negativas- hasta impedir a un niño la visita de otro progenitor por años de años al punto que lo olvidan”, aseguró Chinchilla.

Según la psicóloga, también hay padres que les dicen a sus hijos cosas negativas acerca de su otro progenitor y esto provoca un daño irreparable en su desarrollo emocional.

“Tiene muchas consecuencias en el corto, mediano y largo plazos: miedos, odios, inseguridades, dificultad para la vida en pareja”, añadió la experta.

Chinchilla afirmó que por ningún motivo, un padre puede negarle a su hijo disfrutar de su otro progenitor. Y cuando se presentan casos como el de Mora, es necesario interponer una denuncia ante el Juzgado de familia porque, si bien el padre tiene derecho a ver a su hijo, no se puede “desaparecer” con él sin informar a la madre.

“En estos casos cabe una denuncia pero nuestro sistema judicial todavía está bastante incipiente en estos temas. A veces pasan meses sin que realmente el niño tenga el derecho de ver a su mamá o a su papá”, citó Chinchilla.

Fanny Cordero, vocera del PANI, afirmó que en el caso del bebé, el Hospital Max Peralta emitió un informe donde se detalla que presentaba “golpes varios y escoriaciones”.

http://www.crhoy.com/padres-utilizan-a-hijos-para-lastimar-a-sus-exparejas/

COSTA RICA: Madre adolescente: “Información hay. Uno es terco”

“No es falta de información. Uno es un terco y cabezón”, así de concisa fue Raquel Pacheco, una de las 185 madres adolescentes que se graduó este miércoles del programa “Estudia, vale por dos”.

Entre todas esas jóvenes, Raquel fue de las pocas que acudió con sus papás y el padre de su hijo de 8 meses, Isaac.

De hecho su mano fue una de las 3 ó 4 que fueron levantadas cuando se consultó: “¿quiénes siguen con el padre del niño?”.

Raquel vive en Desamparados, tiene 17 años y cursa el 9° año en un colegio nocturno. Su pareja, Esteban, tiene 19 años y solo le falta 1 materia para sacar Bachillerato, con lo que espera que él pueda conseguir un trabajo.

Ella no es la primera, y lamentablemente tampoco será la última menor de edad que se convierte en madre. Sin embargo, en su caso, ella lo confiesa fue por obviar las recomendaciones de su madre y lo que le enseñaron en el colegio que quedó embarazada.
“Es como jugar una casita real”

“Al principio es difícil, somos jóvenes. Yo le decía a mi mamá es como jugar a una “casita” real: ya él no es un muñeco, hay que hacerle todos los cuidados, que darle de comer, que se enferma… A golpe uno tiene que madurar“, admitió.

Raquel se dio cuenta en el médico que estaba embarazada. Ella fue con su madre a una cita por una “gastritis” y ahí se percató de que en 9 meses sería mamá.

“Fue bastante duro. Se suponía que tenía como un tipo de gastritis, era demasiado dolor, me mandaron medicamentos fortísimos, me mandaron a sobar y ya cuando me puse malísima, me purgaron y me llevaron al hospital. El doctor me dijo: -“¿usted no sabe, usted lo que tiene es un mes de embarazo?”. Casi me muero”, recordó.

“Ahí pensé cómo voy a hacer con mis estudios, cómo lo voy a sacar adelante, pero uno puede”, aseguró.

Raquel comentó lo difícil que es combinar estudios y la labor de madre. Estudia en el Colegio Nocturno de San Rafael Arriba de Desamparados, y allí solo con otra compañera comparte la experiencia de la maternidad.

Pese a que esta joven confiesa que es “duro” la maternidad en la adolescencia, pide no desanimarse a quienes pasen por lo mismo y por supuesto no abandonar las aulas.

“Lo mejor viene después, de ellos uno aprende mucho. Quien pasa por esto, nada más debe pensar en el bebé y en salir adelante por él”, añadió.

http://www.crhoy.com/madre-adolescente-informacion-hay-uno-es-terco/

Página 1 de 9 siguiente  última