Alianza por tus Derechos

http://alianzaportusderechos.org

Denuncie

Desaparecidos

CRIN

SAL

Un Mundo

GDI

BOLETIN

Suscribase a nuestro boletín electrónico y reciba las noticias en su correo.


Ingrese su correo electrónico:

Importante: El Boletin es solo en español

COSTA RICA: Papá denuncia supuestos abusos en el PANI

Pide patria potestad de sus dos hijas

Hay algo que Carlos Chacón quiere sobre todas las cosas y es tener a sus hijas de vuelta. Sin embargo hace cinco años él y su esposa, Patricia Ortiz, comenzaron un proceso que hoy Chacón califica como un “calvario” al querer hacer “justicia” y recuperar a las menores.

Todo empezó cuando Chacón denunció al hijo mayor de su esposa por supuestamente abusar de sus hijas. “En el Patronato inventaron que mis hijas habían dicho que el que había abusado de ellas (las niñas) había sido yo, pero ellas dijeron en el Hospital de Niños que había sido su hermano y por eso nos las quitaron”, indicó Chacón.

El padre de familia relató que luego a su compañera sentimental, una trabajadora social del PANI le dijo que le devolvería a las niñas si se separaba de él. “Ella siempre le dijo que no tenía por qué separarse porque yo no había hecho nada contra mis hijas”, añadió.

Además Chacón denunció que a las menores y al tercer hijo que tuvo con Ortiz los tenían en albergues separados, esto pese a que en la legislación actual se establece que los hermanos deben estar juntos.

“Mi esposa tenía que ir a ver a una niña a un albergue, luego al bebé que nos lo tenían en Puriscal, y así con nuestros tres hijos. A cada uno lo dejaban que lo viera solo una hora y nunca reunieron a la familia”, comentó.

Ortiz falleció hace tres meses y Chacón logró obtener la patria potestad del menor de sus hijos, sin embargo indicó que cuando se lo entregaron su salud no era la mejor.

“El bebé estaba bajo de peso y tenía una alergia en todo el cuerpo. Además con 15 días de nacido se lo llevaron de la Maternidad Carit alegando que estaba en riesgo social. Ahora él está bien, está muy apegado a mí y no le falta nada en mi casa”, expresó.

Actualmente el padre de familia quiere hacerse cargo de sus dos hijas, que tienen 10 y 5 años. Aseguró que ha recurrido a instancias como la Sala Constitucional para denunciar la situación que ha vivido su familia, sin embargo el recurso de amparo que presentó fue declarado sin lugar a inicios de este mes.

“Yo quiero tener a mis niñas y hacerme cargo de ellas. Yo no soy hombre de dejar niños botados, por eso pido que me las devuelvan para cuidar de ellas y que estén conmigo, que soy su padre”, manifestó Chacón, quien tiene tres años de no ver a las menores.

En el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) explicaron que las niñas fueron declaradas en estado de abandono por un juez y que no podían dar mayores detalles, debido a que existen más personas menores como parte en este caso.

“El señor fue parte del proceso y no ofreció recursos familiares ni asumió el cuido de sus hijas. No podemos dar más detalles porque es un caso abierto por otros hermanos de corta edad”, especificó el PANI, pese a que Chacón indicó que él propuso que la abuela de los menores asumiera su patria potestad.

Sussy.villarreal@diarioextra.com
www.diarioextra.com/Noticia/detalle/266939/papa-denuncia-supuestos-abusos-en-el-pani#sthash.hLQJXt0G.dpuf

COSTA RICA: Encadena hija para ir a trabajar

Rescatan menor y detienen madre, San Ramón

Una menor de 16 años fue rescatada por las autoridades cuando aparentemente estaba encadenada por los tobillos dentro de su vivienda ubicada en el barrio El Invu, en San Juan de San Ramón, Alajuela.
Al parecer la niña era sometida cada vez que la madre iba a trabajar en labores de limpieza a una casa y un taller a 400 metros del lugar, mientras tanto mantenía prisionera a su propia hija, a quien le era imposible salir a pedir ayuda.
Dos oficiales de la Fuerza Pública se desplazaron a la casa y confirmaron que la muchacha de apellido Valladares estaba sola y no podía moverse, mientras el portón principal de la casa estaba con candado.
Deiby Brenes, policía de la Fuerza Pública, confirmó a DIARIO EXTRA que la mamá quedó detenida.
“Un vecino nos dio la voz de alerta por medio de una llamada telefónica en que aseguraba que una adolescente estaba con cadenas en sus pies, caminaba muy despacio. Cuando llegamos la víctima estaba bien físicamente y confirmamos que tenía cadenas, mientras ubicamos a la madre y le solicitamos nos diera las llaves”, explicó.
Brenes agregó que la señora envió el juego de llaves con otro hijo, sin embargo fue detenida y trasladada hasta el Ministerio Público donde fue indagada por los delitos de retención indebida, lesiones y otros.
La madre de la niña es de nacionalidad nicaragüense y se presume que cada vez que la encargada salía a trabajar la amarraba para que no saliera a la calle.
Los estudios médicos determinaron que la menor no presentaba signos de haber sido golpeado y se encontró en buen estado de salud, en tanto la madre aclaró que en ningún momento fue agredida más allá de las ataduras.
Los vecinos aseguraron que nunca escucharon algún llanto y que no notaron nada extraño dentro de la vivienda, ya que la niña en ocasiones se veía en la calle junto a su mamá. Mientras que las autoridades intentan establecer los motivos de la retención y desde cuando la dejaba encadenada en la habitación donde al parecer encontraron ropa sucia, basura y restos de comida.

mestrada@diarioextra.com
www.diarioextra.com/Noticia/detalle/266952/encadena-hija-para-ir-a-trabajar#sthash.mfkcZzir.dpuf

COSTA RICA: ¿Seguridad o privacidad de los hijos?

La publicación hecha por DIARIO EXTRA sobre la ilegalidad que representa que un padre o madre de familia tenga las claves de los perfiles sociales de sus hijos menores de edad, causó polémica.

Y no es para menos, pues el Patronato Nacional de la Infancia aduce que los progenitores o cuidadores incurrirían en un delito al intervenir las comunicaciones de sus hijos.

Lo anterior por cuanto la normativa jurídica indica que el correo de todas las personas del país es privado y personal, por ello bajo ninguna circunstancia debe vulnerarse, espiarse, filtrarse o ser atendido por terceros, aunque se trate de menores de edad.

La ley no hace excepciones a la regla, los niños y niñas pueden, con total libertad jurídica, estar en las redes sin tener que ser supervisados por los padres, a menos que sea su voluntad.

Evidentemente más allá de un asunto de normas e interpretaciones legales y en respecto absoluto de las declaraciones del PANI, debe considerarse la seguridad tanto física como psicológica de los menores de edad, máxime cuando se habla de edades que no superan los 15 años.

Posiblemente los papás y mamás no tendrían que proceder a pedir las claves de las redes sociales o aparatos tecnológicos de los hijos, si no existiera un peligro latente de por medio.

Hace unos 10 años este no hubiera sido un tema de discusión, pues tal tipo de socialización era impensable y los riesgos otros. La realidad actual deja al descubierto que miles de niños en todo el mundo, sin excluir Costa Rica, caen en manos de depravados cibernéticos que se escudan en la clandestinidad que da la web.

Entonces, bajo esa premisa y con total razón, es que los padres piden a sus hijos las claves, la seguridad debería ser lo primordial y no como dice el funcionario del Patronato Nacional de la Infancia que hay derecho a equivocarse y enmendar.

Esa posición parece un poco retrógrada cuando se conversa sobre el tópico cibernético, en esta instancia no es un abuso como pretende hacerse ver, sino una medida de resguardo. Recordemos que por esta vía se podría causar lesiones a la integridad, pues se sabe que hay un exposición a delitos graves, gravísimos, que podría terminar hasta en la muerte.

Si fuera como soplar y hacer botellas, o de darle no me gusta o quitar un amigo está bien, pero en las redes hay despiadados buscando víctimas y de seguro cualquier papá prefiere sentarse ante un juez que enfrentarse a una desgracia.

Todos los días detienen enfermos sexuales, asesinos, estafadores y demás personas por atentar tras las redes sociales, esas mismas que el PANI parece ver inofensivas.

Acá una colegial fue asesinada por un joven que conoció en el facebook, que la engañó, la manipuló, la convenció de verse y la historia cuenta que la mató despiadadamente. Y los padres de familia y encargados, posiblemente se lamentan de no haber tenido control sobre esas comunicaciones, las mismas que son ilegales si ocurren entre un adulto y un menor de edad, ¿o no?, porque eso lo dice la ley.

Para nadie es un secreto que la red en cualquiera de sus manifestaciones se ha convertido en el medio por excelencia para el crimen y los más pequeños están a su merced.

Este debe ser un llamado de atención inmediato para los padres de familia pues el uso sin supervisión de las computadoras, tabletas y hasta teléfonos celulares, pueden convertirse en arma de doble filo ya que además de acceso a información básica que complementa estudios, el crimen organizado trata de filtrarse y conseguir la confianza de los usuarios de corta edad.

Con este criterio habrá que convertirse en un infractor de la ley, no queda más remedio en honor a la seguridad.

Los criminales cibernéticos aprovechan el anonimato y la inocencia de los cibernautas y ahí comienza la pesadilla. El mercado negro de la pornografía infantil mueve millones de dólares a nivel mundial y es catalogado por las autoridades como un negocio en crecimiento abismal cuyas víctimas por lo general pertenecen a barriadas urbano marginales, donde escasean los recursos, y la educación es limitada.

Sin embargo los perpetradores han ido por medio del uso de las redes captando nuevas víctimas cuyos perfiles son variados, pero que caen en las garras de tan siniestro acto por la falta de malicia y la carencia de supervisión adulta.

Nuestros hijos podrían estar en la mira de los delincuentes sexuales, el riesgo es generalizado e inminente, por eso hay que dotarlos de herramientas que les permitan discriminar y analizar los peligros existentes cuando navegan en la red.

Los expertos son claros y concisos al indicar que usted y sus hijos deben mantener una comunicación abierta y frecuente respecto a sus amistades e intereses, eso facilitará identificar situaciones extrañas.

Los depravados sexuales son astutos, con facilidad de palabra y amistosos, por eso captan la atención cuando se lo proponen, de ahí su simpatía con los niños y niñas, la astucia para acorralar a las víctimas es impresionante y abominable.

Si bien la red carece de marco jurídico para operar y se presta para la comisión de este y otros delitos, en cuanto a menores de edad quienes debemos ejercer el control somos los padres de familia y no dejar su uso al libre albedrío.

www.diarioextra.com/Anterior/detalle/266569/seguridad-o-privacidad-de-los-hijos#sthash.3Qz2k4cF.dpuf

primera  anterior Página 2 de 10 siguiente  última