Alianza por tus Derechos

http://alianzaportusderechos.org

Denuncie

Desaparecidos

CRIN

SAL

Un Mundo

GDI

BOLETIN

Suscribase a nuestro boletín electrónico y reciba las noticias en su correo.


Ingrese su correo electrónico:

Importante: El Boletin es solo en español

COSTA RICA: ¿Por qué abandonan el sistema educativo los jóvenes costarricenses?

La deserción estudiantil es uno de los problemas y retos más grandes que afrontan el Estado costarricense e instituciones como el Ministerio de Educación Pública (MEP) y el Instituto Mixto de Ayuda Social (Imas). Existen varios programas como el Fondo Nacional de Becas (Fonabe), Avancemos, y otros subsidios que intentan ayudar a que niños y jóvenes sigan en el sistema educativo.

CRHoy Noticias

Inicio Nosotros Contáctenos

Costa Rica, miércoles 28 de enero del 2015. 01:09 pm. Bienvenido a CRHoy. Suscríbase

Suscribase

Portada Últimas Noticias Nacionales Clima Educación Gobierno Política Salud Sucesos Deportes Fútbol Atletismo Tennis Ciclismo Surf Voleibol Baloncesto Motores Natación Otros Deportes Entretenimiento Arte Cine Cultura Curiosidades Moda Farándula La Diva Economía Finanzas Negocios Tecnología Ambiente Internet Redes Sociales Novedades Ciencia Opinión Columnas Los Especialistas El Lector Opina Mundo Sucesos Política Economía Salud Humor Los Especialistas Las más leídas Temas Tendencias De buen gusto Videos La frase del día La foto del día La CR de Ayer Obituarios

En: Nacionales

¿Por qué abandonan el sistema educativo los jóvenes costarricenses?

28 de enero de 2015

4:31 am

Gianluca Boncompagni

Compartir

CR Hoy Noticias CR Hoy Noticias

Temas

xx informe estado de la nación

Imágenes de estudiantes con fines ilustrativos. CRH

Imá­ge­nes de es­tu­dian­tes con fines ilus­tra­ti­vos. CRH

La de­ser­ción es­tu­dian­til es uno de los pro­ble­mas y retos más gran­des que afron­tan el Es­ta­do cos­ta­rri­cen­se e ins­ti­tu­cio­nes como el Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción Pú­bli­ca (MEP) y el Ins­ti­tu­to Mixto de Ayuda So­cial (Imas). Exis­ten va­rios pro­gra­mas como el Fondo Na­cio­nal de Becas (Fo­na­be), Avan­ce­mos, y otros sub­si­dios que in­ten­tan ayu­dar a que niños y jó­ve­nes sigan en el sis­te­ma edu­ca­ti­vo.

Esto es fun­da­men­tal, ya que como lo plan­teó el Vi­gé­si­mo In­for­me del Es­ta­do de la Na­ción, si toda la po­bla­ción com­ple­ta­ra la edu­ca­ción se­cun­da­ria, la po­bre­za ex­tre­ma se re­du­ci­ría en un 3,2%, y los ho­ga­res po­bres se­rían solo el 10,2%, en vez del 20% ac­tual. La de­ser­ción en Costa Rica preo­cu­pa, por eso ha cre­ci­do y au­men­ta­do la in­ver­sión en sub­si­dios y pro­gra­mas para evi­tar­la.

Sin em­bar­go, no solo la de­ser­ción ha pre­sen­ta­do pro­ble­mas, sino tam­bién la ca­li­dad de la en­se­ñan­za del idio­ma in­glés está sien­do afec­ta­da, y eso se re­fle­ja en las bajas pun­tua­cio­nes que ha re­ci­bi­do nues­tro país.

Jó­ve­nes que de­ser­ta­ron o se en­cuen­tran en un es­ta­do de ex­clu­sión del sis­te­ma edu­ca­ti­vo ex­pli­can por qué to­ma­ron la de­ci­sión.

Uno de ellos es Ken­net Cor­de­ro, de 17 años, quien de­ser­tó el año pa­sa­do del co­le­gio. “Me quedé en una ma­te­ria por no es­tu­diar y fal­tar mucho a cla­ses”. En 2013 es­ta­ba en oc­ta­vo, per­dió una ma­te­ria y la re­cu­pe­ró, así que es­pe­ra vol­ver este año a ma­tri­cu­lar­se a no­veno.

“Falté mucho a cla­ses, no lle­va­ba ta­reas y an­da­ba de vago, por eso me quedé. Ya cuan­do sabía que me había que­da­do, pre­fe­rí dejar de ir al co­le­gio y hacer otras cosas”, dijo Ken­net.

Ca­ro­lay Ramos, ve­ci­na de León XII y de 17 años y de­ser­tó tam­bién en 2014 cuan­do cur­sa­ba dé­ci­mo.

“Me salí por­que lle­va­ba tres ma­te­rias y en una debía tres pun­tos, era ma­te­má­ti­cas (…) no es­ta­ba en­ten­dien­do la ma­te­ria y no me llamó la aten­ción se­guir yendo al co­le­gio, y pre­fe­rí ganar plata para man­te­ner­me y com­prar­me cosas”, dijo Ca­ro­lay.

Dijo que de haber re­ci­bi­do tu­to­rías extra cu­rri­cu­la­res para en­ten­der las ma­te­rias, se­gu­ra­men­te ha­bría con­ti­nua­do. De hecho pla­nea “me­ter­se o a un ins­ti­tu­to o vol­ver al cole, para gra­duar­me, ese es mi sueño”.

Co­men­tó con preo­cu­pa­ción que otro mo­ti­vo por el cual no le gus­ta­ba ir al co­le­gio era que du­ran­te el ca­mino era pe­li­gro­so lle­gar, y había po­li­cías que “no ha­cían bien su tra­ba­jo”.

Ade­más, dijo que le “de­cían obs­ce­ni­da­des”.

Ca­ro­lay está tra­ba­jan­do ac­tual­men­te, pero “solo por la tem­po­ra­da” de va­ca­cio­nes.

Es­ti­ven Mar­che­na es ve­cino de Ba­rrio Mé­xi­co, tiene 18 años, de­ser­tó en dé­ci­mo, y le gus­ta­ría tra­tar de vol­ver al co­le­gio.

Co­men­tó que otro pro­ble­ma es lo mucho que du­ra­ba en ir al co­le­gio, de 40 mi­nu­tos a una hora. Ade­más, dijo que le “costó mucho ma­te­má­ti­cas, fue muy duro, tam­bién fí­si­ca (…) creo que me salí por­que no me iba bien y me cansé, pero tam­bién en mate fue culpa del pro­fe­sor que no ex­pli­ca­ba bien y no que­ría re­pe­tir la ex­pli­ca­ción”, se la­men­tó Es­ti­ven.

La reite­ra­ción de las di­fi­cul­ta­des de los jó­ve­nes en la ma­te­ria de ma­te­má­ti­cas, se re­la­cio­na con el in­for­me PISA (Pro­gram for In­ter­na­tio­nal Stu­dent As­ses­ment), que eva­luó a Costa Rica ubi­cán­do­la en el lugar 56 de 65 paí­ses. El país tiene un desem­pe­ño su­ma­men­te bajo en esta ma­te­ria, según esas es­ta­dís­ti­cas.

Los mo­ti­vos de la de­ser­ción es­tu­dian­til son mu­chos, co­men­zan­do prin­ci­pal­men­te por una gran falta de mo­ti­va­ción. Lo re­co­no­cen los mis­mos jó­ve­nes, pero a eso se acu­mu­lan pro­ble­mas eco­nó­mi­cos, pro­ble­má­ti­cas en la casa, o en el ca­mino hacia el co­le­gio, y para fi­na­li­zar se que­jan de al­gu­nos do­cen­tes.

http://www.crhoy.com/porque-abandonan-el-sistema-educativo-los-jovenes-costarricenses/

COSTA RICA: Maltrato infantil causa graves daños al futuro de la Patria

Uno de los pilares del sistema democrático en un país es el respeto de los derechos humanos, el cual debe ser garantizado por los gobiernos, indistintamente del partido político que esté en el poder. Relacionado con las personas menores de edad, se puede afirmar con seriedad que ellos tienen derecho a vivir libre de cualquier forma de maltrato y abuso.

Ser papá o mamá tiene una gran responsabilidad biológica, psicológica y social, ya que se trata de formar a un ser humano con todas las fortalezas para poder crecer y convertirse en una persona de bien, capaz de desarrollar valores como amar, ser solidario, responsable con su comunidad y deseoso de su bienestar y el de los demás. Es por eso que los padres tienen la obligación para con sus hijos de educar, guardar, vigilar, proteger, corregirlos en forma moderada, darles alimentación, vivienda, cuidados médicos, educación, diversión, administrar sus bienes, representarlos legalmente.

Es triste y da vergüenza escuchar todos los días en los diferentes medios de comunicación el maltrato y la violencia, principalmente los de tipo físico y sexual en contra de nuestra niñez y adolescencia, lo más preocupante y vergonzoso es que generalmente son los mismos padres de familia, quienes ocasionan actos de violencia en perjuicio de sus criaturas indefensas.

En conversación realizada con el Doctor Rolando Ramírez Gutiérrez, médico psiquiatra y psicólogo de la Caja Costarricense de Seguro Social, me indica que desde el punto de vista judicial, médico, psicológico y psiquiátrico con mucha más frecuencia que antes se escuchan relatos de cómo los niños son puestos en contra de alguno de sus progenitores y son ignorados en sus necesidades, pero es visible el maltrato físico o sexual.

En nuestro país, se cambiaron las armas militares por útiles escolares. Pese a ello, el programa social Sueño de Navidad que todos los años nos presenta un canal de televisión nacional nos debe llamar a la reflexión, para ver con claridad que muchos de nuestros niños viven desprotegidos, en la miseria, sin vivienda, sin alimentación ni educación. Tampoco gozan de servicios en la salud, agua potable, electricidad y teléfono. Algunos son huérfanos. En otros programas, nos informamos que son engañados y expuestos a la pornografía y prostitución.

Es preocupante ver que cada cuatro años, algunas personas que aspiran a un puesto gubernamental, visitan hasta los rincones más abandonados y pobres de Costa Rica, y viendo las grandes necesidades de la niñez, cuando llegan al poder, se olvidan. Casi siempre se inicia un curso lectivo, con faltante de personal de educadores.

La Convención sobre los Derechos del Niño, el Código de la Niñez y Adolescencia, la Constitución Política así como otras leyes en el país, garantizan el derecho de toda persona menor de edad para que crezca en un ambiente sano y sin violencia ; además, se penaliza la agresión que se cometa en contra del futuro de la Patria, nuestra niñez y adolescencia. Generalmente, lo que se penaliza son las formas de agresión que dejan huella física.

Se puede decir que maltrato infantil son los abusos y la desatención de que son objetos las personas menores de 18 años . Todo lo que cause un daño a la salud, al desarrollo o dignidad del niño, porque pone en peligro su supervivencia. Entre estos tipos de maltrato, se pueden señalar: físicos, psicológicos porque se le ridiculiza causando daños en su autoestima, abuso sexual, desatención, negligencia, cuando un adulto, quien posee el deber de cuidar a su hijo menor, no cumple con esas funciones y permite que su hijo se encuentre en riesgo de sufrir accidentes, cuando se le ofende o maltrata de palabras, lo que constituye agresión verbal.

El maltrato infantil es un problema mundial con graves consecuencias que pueden durar toda la vida.

Es una causa de sufrimiento, de estrés y se asocia a trastornos del desarrollo cerebral temprano. Los casos extremos de estrés pueden alterar el desarrollo de los sistemas nerviosos. Las personas adultas que han sufrido maltrato en la infancia corren mayor riesgo de sufrir problemas conductuales, físicos y mentales, tales como: actos de violencia, depresión, consumo de tabaco, obesidad, embarazos no deseados, consumo indebido de alcohol y drogas.

Según me refiere el Dr. Ramírez, Existen varios tipos de maltrato, fenómenos cuya consecuencia son la generación de sufrimiento en el menor y posteriormente una disminución en la calidad de vida como adulto con tendencia a sufrir enfermedades mentales (adicciones o conductas de alto riesgo social ). Agrega dicho médico que a pesar de las diferentes formas de maltrato, es habitual centrar la atención sobre los aspectos visibles de este, sin embargo, existen formas invisibles, cuya naturaleza pasa fácilmente inadvertida, ante los ojos inexpertos, pero cuyos efectos sobre la salud mental en la etapa adulta son reales y van a tender a repercusiones en nuevas generaciones.

Finalmente, el médico me comenta que los niños son las víctimas y no se les puede señalar de culpables. Algunas características que aumentan la probabilidad de que sean maltratados pueden ser: 1.- La edad inferior a cuatro años. 2. No ser deseado. 3.- Algunos lloran mucho. 4.- Ruptura de la unión de sus padres. 5.- Violencia entre algunos de los miembros de la familia. 6.- Algunos se van de la casa, recurren al uso de drogas. 7.- Cuando los padres no tienen vivienda propia y viven todos con los demás familiares.

Los niños nacen para ser felices porque sobre sus frágiles pies descansa el futuro de la Patria.

http://www.diarioextra.com/Noticia/detalle/251469/maltrato-infantil-causa-graves-danos-al-futuro-de-la-patria#sthash.xmP6fDH9.z5pPC5UB.dpuf

COSTA RICA: Madre de bebé robada ya está en la casa

Leidy Ureña: “Me falta algo, mi otra hija”

Ayer a las 4 p.m. los médicos del Hospital San Juan de Dios le dieron la salida a Leidy Ureña López, madre de la bebé presuntamente robada de dicho centro médico.

DIARIO EXTRA acompañó a la pareja hasta su humilde hogar en el barrio de Cañas, en Tabarcia de Mora, donde en compañía de su otro angelito, Brianna del Milagro Amador Ureña, la familia entera espera superar lo vivido. Eso sí, ambos padres dejaron claro que esperan se haga justicia.

Carlos Amador, esposo de Ureña, declaró: “Me siento consternado, realmente es un vacío muy grande el saber que teníamos a dos bebés y que solo uno me entregaron. No sé qué hacer, solo le pido a Dios como creyente que soy que haga justicia”. Amigos y otros familiares aún no se explican, al igual que los galenos del centro médico, cómo a Ureña le programaron una cesárea porque tendría gemelas, de hecho cuatro ultrasonidos practicados por los especialistas de Ginecología del San Juan de Dios así lo señalaron, pero al final resultó solo una. La madre de las pequeñas, aún consternada y dolida por lo ocurrido, fue breve en sus apreciaciones e indicó: “Solamente voy a decir unas pocas palabras (se acomoda en su cama): pido justicia por lo que me hicieron. Estoy contenta por estar en la casa pero me falta algo, mi otra hija”.

Mientras tanto, entre tanta carrera Amador dijo que está a la espera de que su esposa se recupere para llevarla al Complejo de Ciencias Forenses, en San Joaquín de Flores, a practicarle los exámenes que le ayuden a esclarecer la injusticia que se comete con ellos.

Amador le pidió al pueblo de Costa Rica su ayuda para retomar su vida, ya que además tiene un niño de 12 años que va para primero del colegio y por esta situación no ha podido comprarle los uniformes ni los útiles.

/www.diarioextra.com/Noticia/detalle/251534/madre-de-bebe-robada-ya-esta-en-la-casa#sthash.uO6uck01.dpuf

Página 1 de 7 siguiente  última