Alianza por tus Derechos

http://alianzaportusderechos.org

Denuncie

Desaparecidos

CRIN

SAL

Un Mundo

GDI

BOLETIN

Suscribase a nuestro boletín electrónico y reciba las noticias en su correo.


Ingrese su correo electrónico:

Importante: El Boletin es solo en español

PERU: Al año se denuncian solo 3.764 violaciones sexuales

Cifra podría ser mayor, pues muchos abusos no se reportan por el miedo de las víctimas. San Juan de Lurigancho, Ate y Comas son los distritos con mayor número de casos denunciado

Ese mal recuerdo será difícil de borrar. Un pequeño de tan solo 10 años fue víctima de un ataque sin nombre, el abuso sexual de su propio padre. Desde ese momento su vida no es la misma, sobre todo cuando recuerda esa frase, finalizado el terrible acto: “Si le dices a tu mamá te mato, y si ella hace algo la voy a asesinar también”.

El muchacho vive una vida muy confusa desde que ocurrió este terrible hecho, el 27 de marzo del 2009, en su casa en Comas.
Su padre lo amenazó y para el hoy adolescente fue muy difícil asistir al médico legista y hablar sobre lo ocurrido.

Lo sucedido con este menor se repite en la mayoría de víctimas de abuso. Y es que la violencia sexual en Lima parece no tener límites.

Solo en un año (2013) se denunciaron en las comisarías de Lima y el Callao 3.764 violaciones sexuales. En ese mismo año, a nivel nacional, se registraron más de 17 mil casos.

Los distritos limeños donde más se denuncian estos delitos son San Juan de Lurigancho (620 casos), Ate (210), Comas (174), Los Olivos (173), Puente Piedra (157), Carabayllo (138), Villa María del Triunfo (126) y Lima Cercado (124).

Mientras que en el Callao Cercado se denunciaron 147 violaciones y en Ventanilla otros 117 casos.

AUMENTAN DENUNCIAS

Y aunque el 2013 la mayor cantidad de denuncias en las comisarías fue por los delitos de robo, hurto y lesiones, los casos de mayor gravedad fueron los de abuso sexual.

Según César Bazán, abogado del Instituto de Defensa Legal (IDL), la violencia basada en el género es un problema grave en el Perú debido a que el Código Penal no lo tipifica.

Estos casos podrían estar ocultos en los registros de otras categorías de delitos como homicidio, lesiones o violación sexual, tal como son catalogados por la policía. Además, existe un tipo de violencia basada en el género que es especialmente grave: el feminicidio, lo cual viene como consecuencia de una violación sexual previa.

DRAMA FAMILIAR

Domitila enfrenta una lucha judicial para que su ex pareja Eustaquio Navarro reciba una condena por el abuso sexual de uno de sus hijos.

“Después de hablarle llorando, lo llevé a la comisaría para hacer la denuncia. Mi niño no quería acusarlo. Cuando lo llevamos al médico legista para certificar lo sucedido mi niño no quería que le realicen ningún examen, fue muy difícil para él”, cuenta.
silencio por miedo

La violación de la libertad sexual es un delito que tiene un nivel de denuncia muy bajo, por lo que el descubrimiento de la cifra negra (casos no denunciados) para este tipo de delito arrojaría números mucho más graves.

El psiquiatra Freddy Vásquez, del Hospistal Hideyo-Noguchi, indica que el 36% de casos de violación sexual no se denuncian. “Los distritos con poca población demográfica y con mayor poder económico en ocasiones no denuncian la violencia sexual, por miedo a la opinión de los vecinos”.

Lo cierto es que existe varios aspectos que influyen en el bajo nivel de denuncia para este tipo de delito. Entre otros, la baja confianza en las instituciones, condiciones inadecuadas en las comisarías para presentar las denuncias, e incluso vergüenza y sentimiento de culpa de las víctimas.

PERFIL PSICOLÓGICO

El área de Psicología de la Corte Superior de Justicia de Lima Norte le realizó un perfil psicológico a Eustaquio Navarro y en sus conclusiones indica que el evaluado es egocentrista, ensimismado y con una pobre capacidad de introspección. Su interacción con los demás es superficial y distante. Es terco y obstinado, perfeccionista, busca mantener el orden y control sobre los demás.

El psiquiatra Freddy Vásquez agrega que el perfil psicológico del común de los violadores de menores, en el que algunos de ellos (agresores) fueron víctimas de violencia familiar en su niñez, arroja que tienen problemas cuando están con una pareja estable.

“Suelen visitar páginas de pornografía infantil. Estos sujetos necesitan un urgente tratamiento psicológico”, advierte.

PERÚ, TERCERO EN EL MUNDO

-El 90% de delitos contra la libertad sexual quedan impunes, pese a que solo se denuncia el 36% de casos.

-Un estudio de la Organización Mundial de la Salud de 2013 reveló que el Perú ocupa el tercer lugar en el mundo entre los países con mayor prevalencia de mujeres entre 15 y 49 años que sufren de violencia sexual por parte de su pareja.

-Estamos por debajo solo de países como Etiopía y Bangladesh, donde las violaciones crecen porque las menores son casadas antes de los 15 años.

-Demus informa que el 42% de las mujeres abusadas fueron violadas en sus domicilios o en espacios que eran considerados seguros, como las escuelas y las casas de familiares. Además, en la mayoría de casos el agresor fue un familiar y el 75% de las mujeres violadas eran menores de edad.

http://www.larepublica.pe/21-01-2015/al-ano-se-denuncian-solo-3764-violaciones-sexuales

ARGENTINA: Organizaciones civiles buscan involucrase en la educación sexual

La prevención de violencia de género ya es parte de la educación según el ministro de Dib Ashur, a lo que las ONG consideran que también deben evaluar.

Con la promulgación de la ley 7.863 que crea el Observatorio de Violencia contra las Mujeres, también se dispuso que las escuelas prevengan la violencia de género, aspecto que “ya se viene trabajando desde la educación sexual integral en todos los niveles”, según informó a LA GACETA el ministro de Educación, Ciencia y Tecnología de Salta, Roberto Dib Ashur. Cuestión que debe ser definida y observada también por organizaciones civiles especializadas, de acuerdo a la abogada Mónica Menini, representante del grupo Católicas por el Derecho a Decidir y del Foro de Mujeres por la Igualdad de Oportunidades.

“Desde esta área no solo se ve la parte sexual y reproductiva, sino que también se habla sobre violencia en noviazgo, entre el varón y la mujer y en el matrimonio”, detalló Dib Ashur. Para esto, dijo que se invita a profesionales, organismos especializados y universidades que brindan charlas.

Al respecto, Menini, dijo que esta educación en las escuelas merece que sea observada no solo por organismos del Estado. “En esto es necesario el trabajo en redes comunitarias. Creo que habría que armar una comisión que incluya organizaciones no gubernamentales que definan los ejes fundamentales y conceptuales, y evalúen la formación de quienes van a educar”, opinó.

“Hasta ahora solo se ha dado una capacitación especializada en la Universidad Nacional de Salta, organizada por la Comisión de la Mujer, destinada para docente”, consideró la abogada, integrante de organizaciones defensoras de los derechos de la mujer.

En tanto para el ministro: “la prevención de la violencia y las adicciones no se agota solo en la capacitación, sino que es un cambio cultural, por eso se realizan diferentes acciones”. Según explicó, esas acciones van desde la promoción del deporte, los foros, las expresiones artísticas y reuniones de directores y docentes, entre otras.

“En varias de estas experiencias, nosotros tenemos que verificar cuáles son esas organizaciones especializadas que participan, porque una capacitación nunca es neutra”, puntualizó la abogada.

http://www.lagacetasalta.com.ar/nota/12110/sociedad/organizaciones-civiles-buscan-involucrase-educacion-sexual.html

ESPAÑA: El 83% de los adolescentes es víctima de algún tipo de violencia a lo largo de su vida

El 12,6% de los jóvenes ha sufrido acoso electrónico

La infancia es una de las etapas de especial riesgo ante la violencia, a pesar de la mayor sensibilidad social y la formación más especializada por parte de los profesionales. Un estudio llevado a cabo en más de mil adolescentes españoles concluye que un 83% de ellos manifiesta haber sido víctima de al menos una forma de violencia a lo largo de su vida, y un 68,6% en el último año.

Este estudio revela que la victimización en jóvenes españoles es más frecuente de lo que podría estimarse. / Sinc

Niños, niñas y adolescentes sufren las mismas formas de victimización que los adultos –guerras, atracos y agresiones–, pero también algunas específicas, como la negligencia, el abuso sexual o el secuestro parental, entre otros. Por ello, la literatura científica afirma que esta población presenta una mayor vulnerabilidad a la violencia y a sus efectos adversos.

Ahora, una nueva investigación establece la incidencia con la que los españoles sufren violencia a lo largo de la infancia, dada la falta de datos obtenidos a partir de los reportes de los niños y niñas.

“Establecer la incidencia de la victimización en los grupos de edad más jóvenes es una necesidad imperiosa en España, dado que los estudios llevados a cabo hasta el momento se han centrado, preferentemente, en encuestas dirigidas a grupos de edad adultos o han utilizado las estadísticas obtenidas por organismos oficiales”, explica a Sinc Noemí Pereda, primera autora de este trabajo e investigadora de la Universidad de Barcelona.

El trabajo engloba una muestra de 1.107 adolescentes españoles (590 chicos y 517 chicas), seleccionados de forma aleatoria en siete centros de educación secundaria. Tenían una edad comprendida entre 12 y 17 años, y se les aplicó el Cuestionario de Victimización Juvenil.

El 48,8% de los jóvenes sufrió victimización por parte de sus iguales y hermanos o hermanas y un 8,7% sufrió violencia sexual

El cuestionario engloba seis módulos de victimización: violencia por delitos comunes (hurtos, robos, vandalismo), por parte de cuidadores (maltrato físico, abuso emocional, secuestro parental), de iguales y hermanos o hermanas (acoso escolar, violencia en el noviazgo), sexual (abuso o agresión sexual, exhibicionismo), exposición a violencia (entre progenitores, de progenitores a hermanos, violencia comunitaria) y electrónica (acoso, solicitudes sexuales).

Los resultados, publicados en la revista Child Abuse & Neglect, revelan que un 83% de los adolescentes manifestó haber sido víctima de al menos una de las formas de violencia evaluadas a lo largo de su vida, y un 68,6% en el último año.

En referencia a los delitos comunes, un 61,5% de los jóvenes manifestó haber sido víctima a lo largo de su vida, configurando la forma de victimización más frecuente. La victimización por parte de cuidadores afectó a un 25,3% de los jóvenes a lo largo de su vida.

Por otra parte, el 48,8% de los jóvenes sufrió victimización por parte de sus iguales y hermanos o hermanas y un 8,7% sufrió violencia sexual.

Finalmente, el 12,6% de los jóvenes ha sido víctima de acoso electrónico.

“La victimización en jóvenes españoles es más frecuente de lo que podría estimarse y nos alerta de un serio problema social que deberíamos empezar a prevenir para evitar futuras dificultades en el desarrollo de estos chicos y chicas”, añade Pereda. “Estos mismos resultados se han obtenido en los países que han aplicado esta metodología basada en la información proporcionada por el propio menor”.

Diferencias de género

Cerca de un 20% de los jóvenes fue considerado polivíctima, teniendo en cuenta los acontecimientos del último año

Se encontraron diferencias significativas en las formas de violencia que padecen chicos y chicas a lo largo de sus vidas. Los jóvenes varones son víctimas de un mayor número de delitos comunes (el 68% de ellos los han afrontado); mientras que en las chicas se producen más casos de abuso emocional por parte de sus cuidadores (23%), victimización sexual (13,9%) y victimización electrónica (17,6%).

“El estudio supone una aproximación innovadora a la extensión de la victimización infantojuvenil en España. Por primera vez en España se ha preguntado por experiencias de violencia múltiples a adolescentes a través de un instrumento de autorreporte que sigue la misma metodología que otros estudios en el contexto europeo, como Finlandia y el Reino Unido”, apunta la experta.

Cerca de un 20% de los jóvenes fue considerado polivíctima, teniendo en cuenta los acontecimientos del último año.

“Estos jóvenes deben ser identificados para conocer cómo la vivencia de múltiples formas de violencia a lo largo de su infancia ha podido influir en su desarrollo. A su vez, se les deben ofrecer recursos para evitar que asuman la violencia como una forma de relación y ayudarlos a conseguir el nivel de bienestar que todo niño, niña y adolescente necesita para convertirse en un ciudadano sano e integrado”, concluye Pereda.

Referencias bibliográficas:

Pereda, N., Guilera, G. y Abad, J. (2014). Victimización y polivictimización en niños, niñas y adolescentes españoles: Resultados de una muestra comunitaria. Child Abuse & Neglect 38 (2014) 640–649.

Ellonen, N. y Salmi, V. (2011). Poly-victimization as a life condition: Correlates of poly-victimization among Finnish children. Journal of Scandinavian Studies in Criminology and Crime Prevention, 12, 20-44.

Finkelhor, D. (2007). Developmental victimology: The comprehensive study of childhood victimization. En R.C. Davis, A.J. Lurigio y S. Herman (Eds.), Victims of crime (3rd ed.) (pp.9-34). Thousand Oaks, CA: Sage Publications.

Finkelhor, D., Hamby, S.L., Ormrod, R. y Turner, H. (2005). The Juvenile Victimization Questionnaire: Reliability, validity, and national norms. Child Abuse & Neglect, 29, 383-412.

Finkelhor, D. y Hashima, P. (2001). The victimization of children & youth: A comprehensive overview. En S.O. White (Ed.), Law and social science perspectives on youth and justice (pp. 49-78). New York: Kluwer Academic/ Plenum Publishers.

Finkelhor, D., Ormrod, R.K. y Turner, H.A. (2007a). Poly-victimization: A neglected component in child victimization. Child Abuse & Neglect, 31, 7-26.

MacMillan, H.L. (1998). Child abuse: A community problem. Canadian Medical Association Journal, 158, 1301-1302.

Radford, L., Corral, S., Bradley, C. y Fisher, H.L. (2013). The prevalence and impact of child maltreatment and other types of victimization in the UK: Findings from a population survey of caregivers, children and young people and young adults. Child Abuse & Neglect, 37 (10), 801-813.

http://vlcnoticias.com/el-83-de-los-adolescentes-es-victima-de-algun-tipo-de-violencia-lo-largo-de-su-vida/

primera  anterior Página 9 de 9