Alianza por tus Derechos

http://alianzaportusderechos.org

Denuncie

Desaparecidos

CRIN

SAL

Un Mundo

GDI

BOLETIN

Suscribase a nuestro boletín electrónico y reciba las noticias en su correo.


Ingrese su correo electrónico:

Importante: El Boletin es solo en español

COSTA RICA: AUTORIDADES INICIAN EN OCTUBRE CAMPAÑA CONTRA LA NEGLIGENCIA EN HOGARES COSTARRICENSES

Gobierno apela por fortalecer educación y accionar institucional para proteger a niñez y adolescencia

Reactivar el Sistema Nacional de Protección de Niñez y Adolescencia, fortalecer la educación y el accionar institucional son políticas que la Vicepresidenta de la República, Ana Helena Chacón, considera necesarias para disminuir las cifras de embarazos en adolescentes y los casos de agresión en niños.

Según Chacón se requiere generar mayor cohesión social que debe incluir participación de Organizaciones No Gubernamentales (ONG’s), Patronato Nacional de la Infancia (PANI), Ministerio de Educación (MEP).

La Vicepresidenta asumió la coordinación del Consejo Nacional de Niñez y Adolescencia con una enorme preocupación de niños que no asisten a la escuela, pese a que el acceso es gratuito y obligatorio, representando esto un caso de negligencia que se debe atacar.

Las autoridades consideran que con un fortalecimiento en la educación podría disminuir las cifras de embarazos no deseados en casos de mujeres adolescentes, ya que alcanzan el 20% de los 14.000 nacimientos anuales reportados en el país.

La Vicepresidenta añadió que en octubre iniciará una campaña para combatir la negligencia en los hogares costarricenses, tipo de violencia que está plasmada en el abandono, no generar cariño y estimulación hacia los niños que integran el seno familiar.

Las formas de castigo físico siguen prevaleciendo como una forma cultural de disciplinar a los menores. Pellizcos, jalonazos de pelo e insultos son constantes, por lo que el Consejo Nacional de Niñez y Adolescencia intensificará esfuerzos para disminuir estas formas de violencia.

Por estas causas, menores de edad solicitan consejos sobre cómo lidiar con los conflictos familiares y para encontrar ayuda para confrontar la negligencia, consultando a psicólogas del Patronato Nacional de la Infancia (PANI) en la línea gratuita 1147.

http://www.crhoy.com/gobierno-apela-por-fortalecer-educacion-y-accionar-institucional-para-proteger-a-ninez-y-adolescencia/

COSTA RICA: Aumentan en 30% denuncias de relaciones con mayores de edad

Tras campaña del PANI

En el último mes, se presentó un aumento de 30% en las denuncias por casos de relaciones de personas menores de edad con mayores de 18 años, reveló el Patronato Nacional de la Infancia (PANI).

Esto se debe a la campaña que lanzó la institución en agosto, para concienciar a la población sobre esta problemática. La campaña se mantiene en redes sociales a través de un video.

Rodolfo Meneses, abogado del PANI, manifestó que el incremento es positivo, pues sensibiliza a la ciudadanía en que este tipo de relaciones no resultan convenientes.

Cuando se presenta una denuncia de estas, el PANI brinda apoyo y protección tanto a las víctimas como a su familia en las áreas que se consideren oportunas, con el fin de evitar que estas situaciones se sigan presentando.

En ocasiones, la familia sabe que uno de sus miembros menores de edad mantiene este tipo de relaciones, pero las consienten a la espera de algún beneficio a cambio (como alimentación) por parte del adulto.

Asimismo, el funcionario indicó que, si bien se dio el aumento en las denuncias, no todas son objeto de delito. “Muchos son de adolescentes de 15, 16, 17 años, que, el Código Penal no lo configura como delito, pero sí puede mediar una relación de abuso por la marcada diferencia de edad”, explicó.

En promedio, por año, catorce mil adolescentes quedan embarazadas y más del 80% de los casos tienen como progenitor a un adulto.

http://www.prensalibre.cr/Noticias/detalle/1883-aumentan-en-30-denuncias-de-relaciones-con-mayores-de-edad-

COSTA RICA: El suicidio y el bullying

El número de niños y jóvenes que pasan por esta situación va en aumento, a tal punto que hasta el Ministerio de Salud ha comenzado a intervenir en este nuevo flagelo social.

EDITORIAL

El número de niños y jóvenes que pasan por esta situación va en aumento, a tal punto que hasta el Ministerio de Salud ha comenzado a intervenir en este nuevo flagelo social.

Poco han logrado las campañas que se realizan en los centros educativos, porque en lugar de que más estudiantes denuncien, lo que consiguen es abrir los ojos a aquellos “pequeños delincuentes” para que sigan matando internamente a sus compañeros, a eso es lo que se le conoce como matonismo.

El bullying, como también se le llama, es un problema que ha ocurrido desde siempre en los centros educativos, claro que en ese momento tenía otro nombre y era un fenómeno que en ocasiones aplaudían los propios padres, pues representaba un símbolo de liderazgo dentro del grupo.

En la actualidad, las consecuencias de estas conductas comienzan a tocar las puertas de las casas, cuando ya han dejado de verse como hechos aislados para convertirse en un nuevo fenómeno social que debe ser desterrado.

El Ministerio de Educación Pública (MEP) ha desarrollado campañas para expulsar este mal de las aulas, pero la realidad es que poco o nada han logrado.

Y no somos nosotros quienes lo decimos, sino las estadísticas que salen de los estudios psicológicos en los principales centros de salud del país.

Es más, esta problemática que antes a lo más que llegaba era a crear personas retraídas y con poca personalidad, es ahora el detonante para que un joven desorientado decida acabar con su vida, porque no logra comunicar lo que le está pasando y realmente cree que aquel mensaje que le están transmitiendo es cierto.

Esto es todavía más evidente en jóvenes entre los 15 y los 24 años, momento donde las hormonas, además, les están haciendo una mala jugada a muchos de ellos.

No obstante, también encontramos casos donde desde los 10 años los deseos de acabar con su vida son evidentes.

Como sociedad no podemos ser indiferentes ante la realidad, es obligación de los adultos estar alertas, no solo con lo que viven nuestros hijos, sino también con los cambios de conducta de aquellos niños y jóvenes que frecuentamos.

Los sentimientos de derrota, la depresión y más aún esa falta de deseo por vivir no es algo fácil de ocultar, por el contrario, los seres humanos gritamos en silencio pidiendo ayuda.

Es solo querer escuchar para darnos cuenta y tenderles una mano.

No podemos dejar que este nuevo mal carcoma la sociedad, nuestros niños nos están hablando, nos piden ayuda.

Comencemos a escucharlos y hagamos ese cambio que se nos está pidiendo.

http://www.diarioextra.com/Dnew/noticiaDetalle/241107

Página 1 de 13 siguiente  última