Alianza por tus Derechos

http://alianzaportusderechos.org

Denuncie

Desaparecidos

CRIN

SAL

Un Mundo

GDI

BOLETIN

Suscribase a nuestro boletín electrónico y reciba las noticias en su correo.


Ingrese su correo electrónico:

Importante: El Boletin es solo en español

COSTA RICA: 43 madres mataron a sus hijos menores de cinco años

Seis de cada 10 infanticidios fueron cometidos por los progenitores

STADÍSTICAS DE CRÍMENES DEL PODER JUDICIAL, DEL 2003 AL 2012

25 hombres también ultimaron a sus niños durante ese decenio

Una serie de golpes en el abdomen de una niña, de dos años, la llevó a morir en el Hospital Monseñor Sanabria de Puntarenas, a causa de una ruptura del intestino y la laceración del bazo. Las agresiones provinieron de su madre, quien recibió 14 años de prisión, en diciembre del 2012.
Por extraño que parezca ese caso, entre 2003 y 2012, se registraron 68 asesinatos de niños, de entre cero y cinco años, perpetrados por sus padres, en la modalidad de violencia doméstica.
Así consta en un recuento histórico suministrado a La Naciónpor la Sección de Estadística del Poder Judicial. De las cifras se desprende que fueron más las madres las que mataron a sus hijos en ese periodo – 43 casos– y en menor medida los padres, 25.
El 52,9% de las víctimas fueron niñas (32) y el 47,1% varones (36).

Entre el 2009 y 2012, hubo 59 niños asesinados de entre 0 y 5 años; en el mismo periodo, el Poder Judicial determinó que 34 de esos menores, de la misma edad, fallecieron a manos de sus progenitores. | MARCELA BERTOZZI.

Mario Solano, encargado de las Estadísticas Policiales del Poder Judicial, manifestó que, en ese lapso, cuatro años fueron los picos más altos de infanticidios provocados por esos parientes: en el 2011 y 2010 hubo 14 víctimas en cada uno, en el 2005 fueron 12 y 10 en el 2003.

Por otro lado, en ese decenio también fueron ultimados 13 menores, de entre cinco y 17 años, por sus progenitores; sin embargo, para estas edades, el padre figuró como el principal agresor, al matar 11 y la madre dos.

Este domingo, La Nación publicó un reportaje que revela que 15 niños, de entre 0 y 12 años, fueron asesinados en promedio cada año, entre el 2009 y 2013, de acuerdo con la Morgue Judicial.

En contexto. ¿Qué porcentaje representan esos niños asesinados por sus padres del total de muertes de menores ocurridas en ese tiempo en Costa Rica?

Según los resultados de las autopsias realizadas por la Morgue, del 2009 al 2012 hubo 59 niños asesinados de entre 0 y 5 años.

En ese mismo lapso, el Poder Judicial determinó que 34 niños de la misma edad murieron a manos de sus progenitores. Es decir, el 58% de los infanticidios fueron provocados por madres y padres de familia.

Orlando Urroz, director interino del Hospital Nacional de Niños (HNN), comentó que los datos son muy desafortunados y generan tristeza.

“El primer lugar de protección de un bebé es su nido, su familia. Es ahí donde la ocurrencia de violencia se hace más evidente. Esto, sin un escenario de búsqueda de culpables, requiere una búsqueda de soluciones preventivas.

”Para que un padre o madre llegue a estas circunstancias, hay factores y antecedentes desde el punto de vista social, cultural y de valores que debemos revisar en nuestra sociedad”, manifestó.

Para el psiquiatra forense del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Nino Castro, el homicidio de los hijos no es monocausal y cada caso se explica por razones muy diferentes.

“No hay un solo contexto en el cual ocurren. Puede ser como parte de la dinámica de la violencia doméstica, también, cuando hay influencia directa del consumo de drogas, que es un factor determinante o es producto de la combinación de ambos.

”Además, vivimos en una cultura muy violenta, donde en todos los estratos sociales y rangos de edad se ha visto un incremento no solo de violencia, sino de agresiones entre los mismos familiares”, expresó.

Los especialistas no descartan que algunos casos hayan ocurrido por síndromes psicológicos en los padres de familia, entre ellos, la depresión posparto.

Orlando Urroz sostuvo que el país debe entrar en una reflexión sobre este fenómeno de muertes de menores de edad en entornos intrafamiliares, para que se tomen acciones que promuevan escenarios de no violencia y se fortalezca la comunicación hacia los padres.

alt_text

http://www.nacion.com/sucesos/crimenes-asaltos/madres-mataron-hijos-menores-anos_0_1435056519.html

COSTA RICA: Los abusos sexuales en centros educativos

De momento el Reglamento para prevenir, investigar y sancionar el hostigamiento sexual en el MEP en su artículo 31 e inciso b dicta entre las medidas u opciones precautorias que el docente puede ser trasladado temporalmente a otro ente educativo.

Sin embargo, en estos casos donde la premisa (pese a la inocencia o presunta culpabilidad) es el riesgo que puedan sufrir de ese mismo educador otros niños, e inciso b debiese ser derogado.

Hace un tiempo en los noticieros de la televisión se publicó sobre los presuntos abusos sexuales que un maestro cometió contra varias niñas de kínder en una escuela pública de la Gran Área Metropolitana. Al ser interrogadas algunas autoridades del MEP, definieron que posiblemente el docente sería reubicado en otra institución de enseñanza, conforme a la legislación.

De momento el Reglamento para prevenir, investigar y sancionar el hostigamiento sexual en el MEP en su artículo 31 e inciso b dicta entre las medidas u opciones precautorias que el docente puede ser trasladado temporalmente a otro ente educativo. Sin embargo, en estos casos donde la premisa (pese a la inocencia o presunta culpabilidad) es el riesgo que puedan sufrir de ese mismo educador otros niños, e inciso b debiese ser derogado.

Dicho en forma más clara, un sujeto en categoría de sospechoso debe ser suspendido ipso facto de la función de impartir lecciones hasta tanto no se aclaren los hechos. De todas formas, de acuerdo con el Código de la Niñez, priman el derecho a la integridad (art. 24) y el derecho al honor (art. 26) de los niños.

El mismo código en su artículo 67 sugiere la separación del docente denunciado, del puesto, mientras se realicen las investigaciones y se den las conclusiones ante los hechos. En caso de probarse la culpabilidad o el delito de parte del docente, el Estatuto del Servicio Civil, capítulo IX Del régimen del despido, en su artículo 43 indica: “Los servidores públicos sólo podrán ser removidos de sus puestos si incurrieren en las causales que determina el artículo 81 del Código de Trabajo y 41, inciso d), de esta ley, o en actos que impliquen infracción grave del presente Estatuto, de sus reglamentos, o de los Reglamentos Interiores de Trabajo respectivos.

La calificación de la gravedad de las faltas la hará en detalle el Reglamento de esta ley y los Reglamentos Interiores de Trabajo. Todo despido justificado se entenderá hecho sin responsabilidad para el Estado y hará perder al servidor todos los derechos que esta ley concede,...”.

Además el artículo 62 del Estatuto del Servicio Civil expone que: “Toda falta grave podrá ser sancionada con el despido sin responsabilidad para el Estado. No obstante, cuando el Tribunal de la Carrera Docente que establece este capítulo así lo recomiende, previo examen de la naturaleza de la falta y los antecedentes del servidor, el Ministro de Educación Pública podrá conmutar dicha sanción por el descenso del servidor al grado inmediato inferior, caso de ser posible, o bien por suspensión del cargo sin goce de sueldo de 3 a 6 meses.

La violación a lo establecido en los incisos d) y e) del artículo 58 será sancionada, por una sola vez, con suspensión sin goce de sueldo de 1 a 3 meses”.

Sin embargo, esa serie de procedimientos son más que nada a nivel de las instancias vinculadas a la gestión del Poder Ejecutivo en la figura del MEP, el Ministerio de Trabajo y del Servicio Civil.

Aparte de eso, los padres de familia de los niños presuntamente abusados pueden acudir a las instancias del Poder Judicial, sobre todo cuando no queden conformes con las instancias del Ejecutivo.

Observando luego el hecho de la proliferación de los abusos de niños de kínder y primaria, principalmente, se debería analizar más a fondo sociológicamente este tipo de conducta de muchos docentes.

Es más, quizás lo más indicado es que el propio MEP prescinda de impartir materias como música, religión y educación física en el nivel de kínder. No es que con esto se pretenda cercenar los valores de las artes y la fe, empero no siempre todos los docentes en estos campos atienden a altos valores morales y espirituales.

Queda pues la propuesta ante las autoridades del MEP para que diriman sobre el tema y tomen con prontitud verdaderas medidas correctivas.

*Ensayista de temas cotidianos

http://www.diarioextra.com/Dnew/noticiaDetalle/239611

COSTA RICA: En el OIJ afirman que hasta que no suceda una desgracia con un niño, no pueden investigar

Añadió que eso sería “lo ideal” pero que la ley no lo permite

TRAS INTENTO DE ROBO EN ESCUELA EN ESCAZÚ Fuerza Pública trabajará en ”prevención” para que estos casos no se den

Escuela República de Venezuela, Escazú. Tomada del Facebook de la escuela.
Gerald Campos, subdirector del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) aseguró al ser consultado por crhoy.com por el intento de sustracción de una niña de una escuela en Escazú, que hasta que no suceda una desgracia con un niño,no pueden investigar porque no hay a quién culpar por una tentativa…

Lo anterior porque la Junta Directiva de la escuela República de Venezuela en Escazú, trató de interponer la denuncia ante la entidad, pero la misma no fue aceptada, tal como dice en el documento –del que crhoy.com tiene copia- dirigido a Rafael Araya, padre de la menor de 11 años.

Consultado sobre la información que circula en redes sociales de casos de supuestos intentos de robo de menores, dijo que no se tiene nada registrado.
El subdirector indicó además que como entidad de investigación, lo ideal sería que se pudiera recibir la denuncia, pero que la ley no lo permite porque no existe el delito como tal.

Según Campos, propiamente la institución como OIJ no pueden plantear ninguna petición para que se haga una reforma a la ley, porque eso le correspondería a la Asamblea Legislativa.

“Eso le tocaría directamente a la Asamblea trabajar, en ese caso. Nosotros tratamos de hacer un proyecto de reforma de ley al OIJ con el fin de tener más armas y poder enfrentar mejor la delincuencia pero fue un proyecto que no fue avalado por la Corte. Recién, hace como un mes, nos lo rechazaron, así que vamos a empezar nuevamente de cero, para ver si podemos conseguir modernizar la ley que tenemos, porque la ley del OIJ se quedó en el año ’73, ya tiene más de 40 años de uso, la época en que se creó no es la misma a la actual”, reconoció.

Henry Vega, abogado penalista, reafirmó lo expuesto por Campos y dijo que al sujeto sospechoso no se le puede juzgar ni investigar por algo que no hizo, porque sería presumir cosas.

“En Derecho Penal, nuestro Código (Penal) tiene una serie de delitos que muchos de ellos se rigen por un resultado, algunos son delitos de peligro, en la mayoría se requiere que se actúe de una forma y como consecuencia, obtenga un resultado y como consecuencia también un perjuicio (…) En este caso donde una persona llega y pregunta por la niña, uno puede presumir que lo que va a suceder es una posible sustracción (…) habría que ver cuáles son los fines porque pueden ser de extorsión, de órganos, de homicidio, el resultado uno no lo conoce porque no se está dando el hecho concreto. ¿De qué se va a acusar a esta persona? ¿Cuál era su intención?”, añadió el abogado.

De acuerdo con el abogado, no se pueden saber cuáles eran las intenciones del sujeto para acusarlo por secuestro, secuestro extorsivo, sustracción de menores, abuso sexual o extracción de órganos.

“Hasta que se dé el resultado, es donde el Ministerio Público ubica el contexto de lo que sucedió para decir ‘a usted lo voy a acusar por esto’. Es cierto que se puede hacer algo desde el punto de vista administrativo como prevención, pero desde el punto de vista penal… ¿Por qué delito?”, complementó Vega.

Fuerza Pública trabajará en ”prevención” para que estos casos no se den
La recomendación que dio el OIJ a los personeros de la institución, es que coordinaran con la Policía Municipal y la Fuerza Pública para que se mantengan las labores preventivas en la institución.

Nelson Thames, director de la Fuerza Pública de Escazú, añadió que efectivamente este miércoles se coordinó con la Junta de Educación de la escuela para que en hora de entrada y salida de clases, se mantenga vigilada la institución, para evitar que se presente un hecho similar.

“A nosotros, el día que sucedieron los hechos, no nos informaron, desconocemos qué fue la situación, pero a raíz de esto vamos a tomar medidas e intensificar los patrullajes en ese centro educativo y también informar a los guardas de seguridad y a los docentes de ese lugar que cuando procede este tipo de situaciones, hagan parte a la Fuerza Pública o al 911 para llegar y hacer la intervención correspondiente”, apuntó Thames.

El oficial hace un llamado a la población para que denuncie este tipo de situaciones, cuando note que una persona extraña está tratando de intervenir en una escuela y si se identifica que no son familiares de ninguno de los menores.

http://www.crhoy.com/en-el-oij-afirman-que-hasta-que-no-suceda-una-desgracia-con-un-nino-no-pueden-investigar/

Página 1 de 9 siguiente  última