Alianza por tus Derechos

http://alianzaportusderechos.org

Denuncie

Desaparecidos

CRIN

SAL

Un Mundo

GDI

BOLETIN

Suscribase a nuestro boletín electrónico y reciba las noticias en su correo.


Ingrese su correo electrónico:

Importante: El Boletin es solo en español

COSTA RICA: Prescriben crímenes del descuartizador

lmorales@diarioextra.com

Casos conmovieron al país hace más de 10 años:

Familias indignadas porque policía nunca les informó que pasó.

OIJ asegura que le pisaron los talones a los presuntos asesinos.

Falta de pruebas no permitió juzgar a ninguna persona.

La aparición de un brazo en estado de descomposición en Calle Fallas de Desamparados, San José, fue portada del periódico de más venta en Costa Rica.

La aparición de varias partes de los cuerpos de dos adolescentes en las cercanías de ríos y quebradas de la capital a finales del año 2000 y principios del 2001 pusieron los pelos de punta a los costarricenses y a las autoridades policiales a correr y no era para menos: apareció el misterioso descuartizador.

Trascurridos 10 años de los crímenes de Ivette Gabriela Badilla León y Jackeline Rodríguez Ríos de 14 y 17 años, ambas identificadas como las víctimas de este asesino, el caso ya prescribió, según indicaron fuentes policiales.

Los encargados de este caso en su momento adujeron también a este medio de comunicación que los hechos fueron catalogados como uno de los más complejos de la historia nacional, al punto que no pudieron atrapar al responsable.

Quedando en el limbo las siguientes interrogantes: ¿Quién acabó con la vida de las jóvenes?, ¿por cuáles motivos?, ¿con qué tipo de herramienta las cortaron?, ¿fueron las piezas guardadas en neveras? y ¿lograron las autoridades al menos tener sospechosos de ambos asesinatos? En el siguiente reportaje explicaremos sobre el rompecabezas de muerte que la policía tuvo que armar.

BRAZO DELATOR

La historia del descuartizador empezó a escribirse el miércoles 13 de diciembre del 2000 en la mañana, cuando un brazo (de la mano al codo) fue descubierto en medio de un lote baldío de la quebrada Los Negritos en Barrio Saprissa, Montes de Oca. Según la Fuerza Pública el hallazgo lo hicieron Elí Mora y Carlos Quesada, quienes trabajaban en una recicladora ubicada frente a la Facultad de Música de la Universidad de Costa Rica.

En ese momento la única pista que tenían los agentes judiciales para identificar a la persona era un tatuaje verde con la letra E cerca del pulgar y que la víctima se comía las uñas. Mientras sobre del corte, que parecía hecho con una sierra.

EMBOLSARON CABEZA

El martes 19 de diciembre la aparición de una cabeza en una bolsa roja en el botadero de Río Azul, Curridabat, puso en alerta a la policía nuevamente.

El susto de encontrarla se lo llevó José Wálter Zamora, un buzo que buscaba materiales reciclables y quien al observarla aseguró que le sacó la lengua.

Con los primeros análisis forenses se determinó que pertenecía a una muchacha no mayor a los 18 años, la cual también fumaba. Para esas fechas los agentes del OIJ sospechaban de un asesino en serie.
PIERNA FEMENINA

Otra pieza del rompecabezas quedó a la luz el miércoles 10 de enero del 2011, en este caso una pierna derecha, presuntamente colocada entre varios troncos de una quebrada del río Cucubres que pasa por La Urbanización Las Brisas de Altamira, en Calle Fallas de Desamparados.

Xinia Chaves dio la alerta después de que un habitual le contara lo sucedido.

La extremidad presentaba un corte en la parte superior del fémur, de igual forma efectuado con una especie de sierra o cuchillo eléctrico, asimismo lucía un tatuaje con tinta verde con la letra C. Se confirmó que de Ivette.

IDENTIFICAN PRIMERACTIMA

Las pruebas de ADN elaboradas por los patólogos de la medicatura forense en San Joaquín de Flores en Heredia revelaron el viernes 19 de enero del 2011 que el brazo y la cabeza halladas en Montes de Oca y Curridabat pertenecían a Jackeline Rodríguez Ríos de 17 años, ella era oriunda de Pérez Zeledón pero vivía en el sector 6 de Los Guido de Desamparados.

La menor estuvo desaparecida desde noviembre y se informó que los análisis revelaron que murió seis días antes de que dieran con la primer parte.

MÁS PARTES EN QUEBRADAS

El martes 6 de febrero del 2001 el reloj marcaba la 1:45 p.m. cuando Marjourie Gutiérrez vio a algunos zopilotes revoloteando cerca de una bolsa, pero para su sorpresa era tronco humano. Decenas de policías y agentes judiciales se movilizaron hasta el afluente que recorre Calle Filtros en San Antonio de Escazú para movilizarlo a la morgue y someterlo a pruebas.

Este mostraba una cicatriz de nueve centímetros de largo por cinco de ancho a la izquierda, en apariencia provocada por fuego o algún líquido hirviendo.

Posteriormente otro brazo (mano al codo) fue sacado el jueves 8 de febrero en el sector de Monte Claro de Calle Fallas, Desamparados, en otro de los riachuelo del Río Cucubres.

PRUEBAS REVELADORAS

Estudios aplicados por los patólogos confirmaron el lunes 19 de febrero que tanto el tronco como el segundo brazo aparecidos en Escazú y Desamparados correspondían a Ivette Gabriela Badilla León, vecina de Curridabat.

Seguidamente el miércoles 7 de marzo ubicaron un brazo izquierdo en el Río Tiribí en Alajuelita y el jueves 8 de marzo una pierna derecha en el Río Poás de Aserrí, estos miembros pertenecían a la misma adolescente.

SEMEJANZAS ENTRECTIMAS

Uno de los investigadores judiciales del caso, de quien reservaremos la identidad manifestó que las víctimas tenían muchos aspectos en común.

1-Ninguna de las dos jóvenes contaban con domicilio, es decir frecuentaban la vivienda de sus madres y deambulaban de una zona a otra por las amistades o bien por el problema de adicción. 2-Visitaban Lomas de Ocloro en Pavas donde fueron vistas por otros habituales.

3-Tanto Jackeline como Ivette consumían crack desde hace varios años, por lo que las autoridades valoraron el echo de que por el vicio se conocieron.

4- Las mujeres solicitaron ayuda en distintos centros de ayuda de bien social, como en Casa Alianza y El Ejercito de Salvación, sin embargo ninguna siguió un tratamiento consecutivo y por el contrario volvieron a las calles.

5- Los restos de ambas aparecieron junto a riachuelos o quebradas.

POSIBLES SOSPECHOSOS

Un agente cercano a las pesquisas detalló que las indagaciones se plantearon en tres líneas pero perfiles sospechosos se establecieron más de 15. En primera instancia se habló de un presunto estudiante, el cual actuó por venganza, así como de un encontronazo por drogas con un grupo conocido como “La Familia Popota” y hasta un extranjero que se cobró el robo de unas joyas.

Narró que los involucrados contaban con una vida nocturna activa, con vicios, medios propios para desplazarse, vivían solos, con ingresos considerables y aparte buscaban mujeres en la prostitución.

ESTUDIANTE EN LA MIRA

Sobre el estudiante narró “este tenía una cicatriz en la cara, supuestamente hecha por una habitual luego de una discusión. “Habían elementos muy coincidentes que dieron paso a pensar en él: zona geográfica, conducta bastante agresiva. En el allanamiento hicimos sondeos con algunas amistades y hasta una exnovia, quienes nos describían un hombre violento con ideas sexuales fuera de los normal”, agregó.

NARCO DE POR MEDIO

En el caso de “Los Popota” aseguró el policía que uno de los juicios que pasó el padre de esa familia se mencionaron dichos homicidios pero sin relaciones directas. “Se decía que a Jackeline la pudieron matar porque dio información a la policía de Control de Drogas. Pero no se confirmó que fuera informante. Algunas jóvenes en condiciones de calle verificaron que los hijos de este hombre figuraba como sospechosos, pero siempre faltaron pruebas”, dijo.

EXTRANJERO CUESTIONADO

En la parte del extranjero se mencionaba que se movía en un vehículo color gris que permitió ubicar a un franco canadiense. A este también se le allanó la propiedad situada en una zona rural de Tarbaca. Tampoco se verificó si al mismo le sustrajeron pertenencias y por ello actuó.

¿SIERRA ASESINA?

En cuanto al tipo de herramienta que usó el descuartizador, tampoco existió certeza de que tipo se trató; en los reportes de los patólogos únicamente se estableció el uso de instrumentos afilados y dentados.

Sobre la mesa los expertos valoraron sierras de corriente o de cinta, seguetas ó serruchos pero el laboratorio no lo definió con claridad.

“Se hizo mucho hasta donde pudimos, desde el punto de vista policial creo que nosotros le llegamos. Afectó también que desde el punto de vista científico no tuvimos algo definido, la medicatura forense en aquella época no podía hacer mucho por la putrefacción, las piezas estaban muy maltratadas y no se logró definir claramente si se dio un corte en vida o no”, acotó.

Algunas de las partes estaban desgarradas y otras con cortes precisos de una posible sierra. De igual forma no se esclareció si las muchachas las cortaron vivas o bien si congelaron sus miembros.

A PUNTO DE ESCLARECER

El investigador aseguró que sí dieron con el culpable. “Como policía pensaría que los trabajos que hicimos, desde el punto de vista de sospechosos, y que por algunas circunstancias tenían elementos coincidentes, eran correctos. Pero no eran suficientes para convencer a un Ministerio Público. La policía tiene una idea y el MP es el director jurídico y es el que valora; y si no hay elementos pues no los hay, no le echamos la culpa a nadie, así se administró”, finalizó.

En los últimos años algunas personas intentaron revivir el caso, dando informaciones pero todas se descartaron.

http://www.diarioextra.com/2012/agosto/17/sucesos4.php

Madre de víctima del descuartizador, Curridabat, San José

“LA POLICÍA NO NOS DIJO EN QUE PARÓ EL CASO”

Laura Morales Sánchez
lmorales@diarioextra.com

Sentada en el corredor de su humilde vivienda María Felicia Badilla conversó con el periódico de más venta en Costa Rica. (Foto: Rónald Murillo)

Ivette Gabriela Badilla León cumpliría 26 años en setiembre próximo pero cuando apenas tenía 14 años se convirtió en la segunda víctima del descuartizador. Tras más de 10 años del homicidio la madre de la menor, María Felicia Badilla León le abrió las puertas de su casa a DIARIO EXTRA para contar que esta se convirtió en el ángel de la familia y a la vez para mostrar su descontento, puesto que la justicia nunca le explicó que pasó.

“Fue una situación muy dura, es un dolor muy grande perder una hija. Lo que hice después fue guardar las cosas de ella para no verlas, pero vive en mi corazón y la recuerdo con mis otros hijos. Creo que nos vigila como un ángel cuando pasamos alguna necesidad”, detalló.

Indicó que la recuerda sonriente y llena de sueños. “Era una chiquita alegre, pero bien que mal las amistades la llevaron a esas cosas. Sí quería estudiar y salir adelante”, recordó.

Aseguró que tras el proceso de investigación todo quedó en el olvido. “Dejamos todo en manos de Dios, la policía venía a hacer preguntas pero luego nunca me dijeron en que paró. No sé si agarraron a alguien. Tampoco nadie nos ofreció ayuda de ningún tipo”, manifestó.

Actualmente doña Felicia vive con varios de sus hijos en Tirases de Curridabat, San José, sobrellevando una diabetes entre otros padecimientos que le impiden caminar con normalidad. “Tratamos de llevar una vida normal, ya lo que pasó, pasó, ahora solo queremos vivir en paz”, finalizó.

http://www.diarioextra.com/2012/agosto/17/sucesos4.php

COSTA RICA: Educacion para la sexualidad y la afectividad: una vieja deuda

Socióloga
El programa “Educación para la afectividad y la sexualidad integral” es un gran logro

Hace aproximadamente 15 años, un grupo de profesionales tuvimos la oportunidad de trabajar con población joven –hombres y mujeres– de diferentes comunidades pobres, y yo, particularmente, tuve relación y acercamiento con jóvenes que cursaban su secundaria en colegios privados, en su mayoría hombres. En ambos casos, cuando se conversó sobre los temas que más les preocupaban o inquietaban, señalaron la sexualidad como una de los principales. Su interés se ubicaba tanto en poder conocer lo más básico de su funcionamiento, como en el establecimiento de relaciones con el sexo opuesto.

Este planteamiento, para el grupo de profesionales, fue una sorpresa, porque en general este era un tema más individual y del ámbito privado, y nos enfrentábamos a la realidad de lo delicado del asunto y de que no teníamos las herramientas para una pronta y adecuada respuesta. Haciendo un esfuerzo grande, se buscó apoyo en diversas organizaciones y con algunas personas que habían tratado la temática, pudimos hacer algunos talleres, muy puntuales y básicos. Los resultados fueron muy reveladores: en los dos grupos de referencia y para ambos sexos había un gran desconocimiento de su sexualidad, tanto en su individualidad como en la relación social.

Percepciones negativas.

Las percepciones respecto a la sexualidad eran bastante negativas, tanto para los que habían recibido algo de formación, como para los que “aprendieron en la calle”, que eran la mayoría de forma general se resumía en que “el sexo produce enfermedades y embarazos”, por lo que es malo e inconveniente… pero está presente en sus vidas, como un peligro que atrae, como una realidad de la que no pueden escapar.

En el caso de los hombres, manifestaban que les hubiera gustado establecer una relación pero no sabían cómo lograrlo; por lo tanto, su acercamiento tenía un carácter puramente sexual y con gran temor a que se diera un embarazo y tener que pagar pensión, pero sin que ello los llevara a tomar medidas concretas para evitar que esto se produjera.

En el caso de las muchachas, que provenían de comunidades pobres, que eran madres adolescentes, en su mayoría, además del gran desconocimiento de su sexualidad tanto a nivel de su cuerpo como en su relación social, mostraban los estragos psicológicos de enfrentar una situación (embarazo y maternidad) para la que no estaban preparadas, ni comprendían claramente lo que sucedió.

Me quedó grabado el comentario de una niña de 15 años, que me dijo “en mi casa sí me hablaron de sexo, pero lo que me explicaron nada tiene que ver con lo que pasa afuera, y lo que me dijeron no me sirvió de nada; cuando me di cuenta, estaba embarazada, y el que era mi novio me dijo que yo no era su novia y se fue”.

Cuántas como ella y otras peor, cuántos niños y niñas naciendo marcados por la ignorancia y una buena parte también por la pobreza… y aun así nos negamos a darles educación para una vida mejor, con conocimiento y capacidad para relacionarse y decidir. No es difícil suponer que esas madres adolescentes del ayer, hoy, en buena parte, ya sean abuelas.

En el caso de los muchachos, los de las comunidades pobres y los de educación privada, en asuntos de sexualidad, eran lo mismo, irresponsables, con una consideración de la mujer “objeto sexual”, sin disposición al compromiso, ni a formar un proyecto de pareja, intentando aprovechar la oportunidad y el momento, asustados por leyes que no conocían con claridad, pero que tenían ejemplos que los marcaban, con un desprestigiado concepto de “familia”, con miedo a relacionarse con la mujer actual en un plano de igual a igual.

Ante esta contundente situación, surgen las preguntas: ¿Por qué habrían de ser diferentes los adolescentes de hoy? ¿Qué se les ha dado para que modifiquen estos conceptos? Televisión, Internet u otros medios de comunicación, que presentan valores que apuntan a la “cosificación” de las personas o peor, a la agresión, al irrespeto… Con todo esto, no podemos como sociedad, negarnos a la educación amplia y real de la sexualidad y la afectividad, más que ofrecer un programa de educación, es un deber, un derecho humano, dar a nuestra juventud conocimientos y herramientas para una vida más plena.

Si bien lo expuesto es una experiencia particular, los resultados generales según la CCSS, el MEP y otras organizaciones, en su manifestación más visible, el embarazo adolescente persiste, lo cual es una consecuencia de situaciones mucho más complejas, por lo que educar para la sexualidad y la afectividad es, ¡por fin!, saldar una vieja deuda.

Límite a derecho a la educación.

Lástima que esta deuda vaya a ser saldada parcialmente, dado el fallo “salomónico” de la Sala Constitucional, que otorga a los padres, madres o representantes, la potestad de autorizar a sus hijos el recibir, o no, las lecciones relacionadas con la sexualidad y la afectividad.

Pese a estas condiciones, no deja de ser un gran logro para la sociedad costarricense el incorporar en sus planes de estudio un programa de “Educación para la afectividad y la sexualidad integral”, sobre todo cuando trata un tema tan propio del ser humano y a la vez, tan rodeado de tabúes, ignorancia, morbo y tradicionalmente abordado desde las doctrinas religiosas. Sin embargo, este debería considerarse un primer avance hacia la consolidación de una política de estado con la obligatoriedad de impartir una educación integral a su población estudiantil.

En este momento, dada la inevitable situación de contar con dos grupos de estudiantes, los que reciben educación sexual en sus centros educativos y los que no, podría resultar ciertamente interesante dar seguimiento y analizar el comportamiento de algunos indicadores entre ambos grupos, para determinar las diferencias que podrían manifestarse, en un mediano plazo, en cada uno de estos.

http://www.nacion.com/2012-08-17/Opinion/Educacion-para-la-sexualidad-y-la-afectividad—una-vieja-deuda.aspx

COSTA RICA: Detienen a colegial vendiendo marihuana

mleandro@diarioextra.com
75 metros al sur del Parque de Zarcero
El estudiante fue detenido y será procesado judicialmente.

Un estudiante de 17 años, quien tenía como oficio venderles marihuana a sus compañeros de colegio, fue detenido ayer por las autoridades 75 metros al sur del Parque de Zarcero.

Este joven desde principios de año se dedicaba a vender droga en el Liceo de Alfaro Ruiz, donde surtía a sus compañeros, por eso la Fuerza Pública realizó dos operativos en ese colegio con perros de la unidad K-9, que dieron positivo con varios jóvenes.

El menor al ver las constantes intervenciones dejó de “trabajar” en la institución y trasladó la venta al Parque de Zarcero, donde continuaba vendiéndoles a menores de edad y estudiantes.

Un agente encubierto le hizo un seguimiento por cerca de 20 días y ayer le efectuó una compra con billetes marcados. Después de caer en la trampa procedieron a detenerlo, le decomisaron 5 envoltorios de marihuana y el dinero marcado producto de la venta.

Las investigaciones estuvieron a cargo de la Fuerza Pública de Zarcero, la Dirección de Inteligencia Policial, el Programa Regional Antidrogas y el Organismo de Investigación Judicial de San Ramón.

http://www.diarioextra.com/2012/agosto/16/sucesos7.php

Página 1 de 9 siguiente  última