Alianza por tus Derechos

http://alianzaportusderechos.org

Denuncie

Desaparecidos

CRIN

SAL

Un Mundo

GDI

BOLETIN

Suscribase a nuestro boletín electrónico y reciba las noticias en su correo.


Ingrese su correo electrónico:

Importante: El Boletin es solo en español

COSTA RICA: Por los adolescentes y jóvenes

El estudio es el resultado de aplicar una encuesta a 3.373 estudiantes de todos los niveles académicos, en colegios públicos y privados de la Gran Área Metropolitana y explora los temas de sexualidad, violencia, consumo drogas, nutrición y protección.

Por Alberto Morales Bejarano
Los profesionales de la Clínica de Adolescentes del Hospital Nacional de Niños realizaron en el año 2013 e inicios del 2014 una investigación titulada: Situación de la Adolescencia en la Educación Secundaria: conocimientos prácticas y protección.

El estudio es el resultado de aplicar una encuesta a 3.373 estudiantes de todos los niveles académicos, en colegios públicos y privados de la Gran Área Metropolitana y explora los temas de sexualidad, violencia, consumo drogas, nutrición y protección.

El interés de realizar esta investigación radica en darle seguimiento a tres estudios previos similares, actualizando el estado de la situación y principalmente por los hallazgos de cómo, de manera acumulativa, problemas que se espera se resuelvan o se les de contención en la adolescencia, están también impactando a personas jóvenes, al menos hasta los 25 años. Ejemplos de estos problemas son el significativo incremento que se da de suicidios, accidentes de tránsito, homicidios, contagio VIH/Sida, entre otros, en personas de 20 a 25 años.

La explicación de esto se encuentra en la debilidad estructural de la familia y en el nivel de desatención que existe para la población de 10 a 25 años, principalmente en los sectores salud, social, educación y trabajo.

En cuanto a los hallazgos de la investigación, en el tema de sexualidad se reconfirma que los adolescentes tienen información básica anatómica, manejan mitos preocupantes y tienen una carencia significativa de información protectora.

A pesar de lo anterior, un hallazgo positivo es que solo un 16% de los encuestados reportan haber iniciado relaciones sexuales coitales (en la población general el inicio a los 18 años es de alrededor de un 40% en mujeres y un 50 % en hombres). Lo anterior abre una ventana de oportunidad de intervención preventiva y pone de manifiesto lo necesario y oportuno de profundizar en el programa de sexualidad y afectividad del MEP y extenderlo a la mayor brevedad posible, como está previsto, a los estudiantes de quinto y sexto grado de escuela.

En relación con la violencia se detectó que un 3% de los estudiantes llevan armas al colegio y un 6% lo hacen en la calle; 11 % han sido víctimas de agresión física, emocional o sexual; un 24% de bullying y un preocupante 8% reportan haber planeado o realizado intentos suicidas, condiciones de alto riesgo para cometer suicidio.

En cuanto al consumo de drogas, el alcohol sigue siendo la principal droga a la que tienen acceso los y las adolescentes (58%), con un 23 % de consumo problemático o embriaguez. Se ha dado además un incremento significativo en cuanto al consumo de drogas ilícitas, pasando de un 1% en 1991, a 10% en el 2006 y 15% en la presente investigación. De estas drogas, el 79% es consumo de marihuana.

Del total de la muestra, 11 estudiantes dicen consumir heroína, lo que es una alerta adicional.

Hablar de consumo recreacional de la marihuana o del alcohol en la etapa de maduración cerebral (menores de 25 años) es irresponsable, dada la evidencia científica que muestra daños agudos y a largo plazo, particularmente a nivel cerebral.

En cuanto al tema de nutrición, se documenta un alto consumo de comida chatarra, en donde el 45% de la muestra consume este tipo de comida dañina todos los días y el 98% al menos una vez cada 15 días. Además el 63% reportan hacer solo una hora de ejercicio a la semana, usualmente educación física en el colegio, y el 60% ven televisión y utilizan videojuegos de 2 a 6 horas diarias.

Emergencia. Lo anterior explica por qué se pasa de un 21% de sobrepeso u obesidad de los 13 a 19 años a un 60% a partir de los 22 años, y la existencia de un millón de hipertensos y 500.000 diabéticos en nuestro país. Estamos ante una emergencia en salud, debido al sobrepeso y obesidad similar a la del consumo de tabaco, sobretodo previo a la Ley antitabaco, que ha producido importantes cambios positivos.

La situación, en general, es reflejo de lo que ocurre en nuestra sociedad, en donde se ha venido dando un incremento significativo de la desigualdad, factor prioritario en el aumento del deterioro social , con una concomitante debilidad de las instituciones básicas como el PANI, que no cuenta con los recursos para atender la demanda, siendo un ejemplo lo que ocurre en la provincia de Limón, en donde las limitaciones de recursos humanos y de infraestructura de esta institución son ampliamente desbordados por una problemática social complejísima, o los servicios de la CCSS, que intencionalmente fueron debilitados, o el MEP, que no ha podido aun frenar la expulsión escolar.

Es un hecho que, en la actualidad, la realidad les pasa por encima a muchos funcionarios responsables y comprometidos, ante la decidía estatal que se entronizó en los últimos gobiernos, donde la preocupación se centró en el crecimiento económico como un fin en sí mismo, con el consecuente debilitamiento de instituciones claves, incluida la familia.

Esto hace que situaciones acumuladas, de una mayor dificultad de abordaje o intervención, llegan a instituciones debilitadas, con una capacidad de respuesta muy limitada.

Revertir este proceso es posible, pasa por un cambio de modelo de desarrollo humano, sin embargo implica ver cuál es la ideología predominante.

En este momento hay visos de esperanza de que esto pueda ser diferente; ojalá no nos defraudemos porque cada vez es menor el margen de maniobra, ante una particular situación de abandono de adolescentes y jóvenes.

Como ciudadanos nos corresponde, como mínimo, la obligación y responsabilidad de supervisar y demandar que este cambio se dé.

*Médico, Jefe Clínica de Adolescentes, Hospital Nacional de Niños.

http://www.diarioextra.com/Dnew/noticiaDetalle/235267

--
Fecha: 2 de julio de 2014 a las 11:47

Compartir este enlace: