Alianza por tus Derechos

http://alianzaportusderechos.org

Denuncie

Desaparecidos

CRIN

SAL

Un Mundo

GDI

BOLETIN

Suscribase a nuestro boletín electrónico y reciba las noticias en su correo.


Ingrese su correo electrónico:

Importante: El Boletin es solo en español

COSTA RICA: Los abusos sexuales en centros educativos

De momento el Reglamento para prevenir, investigar y sancionar el hostigamiento sexual en el MEP en su artículo 31 e inciso b dicta entre las medidas u opciones precautorias que el docente puede ser trasladado temporalmente a otro ente educativo.

Por Osvaldo Corrales Jiménez*
Sin embargo, en estos casos donde la premisa (pese a la inocencia o presunta culpabilidad) es el riesgo que puedan sufrir de ese mismo educador otros niños, e inciso b debiese ser derogado.

Hace un tiempo en los noticieros de la televisión se publicó sobre los presuntos abusos sexuales que un maestro cometió contra varias niñas de kínder en una escuela pública de la Gran Área Metropolitana. Al ser interrogadas algunas autoridades del MEP, definieron que posiblemente el docente sería reubicado en otra institución de enseñanza, conforme a la legislación.

De momento el Reglamento para prevenir, investigar y sancionar el hostigamiento sexual en el MEP en su artículo 31 e inciso b dicta entre las medidas u opciones precautorias que el docente puede ser trasladado temporalmente a otro ente educativo. Sin embargo, en estos casos donde la premisa (pese a la inocencia o presunta culpabilidad) es el riesgo que puedan sufrir de ese mismo educador otros niños, e inciso b debiese ser derogado.

Dicho en forma más clara, un sujeto en categoría de sospechoso debe ser suspendido ipso facto de la función de impartir lecciones hasta tanto no se aclaren los hechos. De todas formas, de acuerdo con el Código de la Niñez, priman el derecho a la integridad (art. 24) y el derecho al honor (art. 26) de los niños.

El mismo código en su artículo 67 sugiere la separación del docente denunciado, del puesto, mientras se realicen las investigaciones y se den las conclusiones ante los hechos. En caso de probarse la culpabilidad o el delito de parte del docente, el Estatuto del Servicio Civil, capítulo IX Del régimen del despido, en su artículo 43 indica: “Los servidores públicos sólo podrán ser removidos de sus puestos si incurrieren en las causales que determina el artículo 81 del Código de Trabajo y 41, inciso d), de esta ley, o en actos que impliquen infracción grave del presente Estatuto, de sus reglamentos, o de los Reglamentos Interiores de Trabajo respectivos.

La calificación de la gravedad de las faltas la hará en detalle el Reglamento de esta ley y los Reglamentos Interiores de Trabajo. Todo despido justificado se entenderá hecho sin responsabilidad para el Estado y hará perder al servidor todos los derechos que esta ley concede,...”.

Además el artículo 62 del Estatuto del Servicio Civil expone que: “Toda falta grave podrá ser sancionada con el despido sin responsabilidad para el Estado. No obstante, cuando el Tribunal de la Carrera Docente que establece este capítulo así lo recomiende, previo examen de la naturaleza de la falta y los antecedentes del servidor, el Ministro de Educación Pública podrá conmutar dicha sanción por el descenso del servidor al grado inmediato inferior, caso de ser posible, o bien por suspensión del cargo sin goce de sueldo de 3 a 6 meses.

La violación a lo establecido en los incisos d) y e) del artículo 58 será sancionada, por una sola vez, con suspensión sin goce de sueldo de 1 a 3 meses”.

Sin embargo, esa serie de procedimientos son más que nada a nivel de las instancias vinculadas a la gestión del Poder Ejecutivo en la figura del MEP, el Ministerio de Trabajo y del Servicio Civil.

Aparte de eso, los padres de familia de los niños presuntamente abusados pueden acudir a las instancias del Poder Judicial, sobre todo cuando no queden conformes con las instancias del Ejecutivo.

Observando luego el hecho de la proliferación de los abusos de niños de kínder y primaria, principalmente, se debería analizar más a fondo sociológicamente este tipo de conducta de muchos docentes.

Es más, quizás lo más indicado es que el propio MEP prescinda de impartir materias como música, religión y educación física en el nivel de kínder. No es que con esto se pretenda cercenar los valores de las artes y la fe, empero no siempre todos los docentes en estos campos atienden a altos valores morales y espirituales.

Queda pues la propuesta ante las autoridades del MEP para que diriman sobre el tema y tomen con prontitud verdaderas medidas correctivas.

*Ensayista de temas cotidianos

http://www.diarioextra.com/Dnew/noticiaDetalle/239611

--
Fecha: 25 de agosto de 2014 a las 12:32

Compartir este enlace: