Alianza por tus Derechos

http://alianzaportusderechos.org

Denuncie

Desaparecidos

CRIN

SAL

Un Mundo

GDI

BOLETIN

Suscribase a nuestro boletín electrónico y reciba las noticias en su correo.


Ingrese su correo electrónico:

Importante: El Boletin es solo en español

COSTA RICA: Hoy le entregarian la cedula a Panchito

Por Laura Morales Sánchez

lmorales@diarioextra.com

11 de octubre de 2012

Desapareció hace 12 años en Desamparados, San José

Policía de La Guinea de Nicaragua le asegura a la madre que vive en la zona.

alt_text

Con lágrimas en los ojos Ángela Potosme observó el calendario que mantiene en la sala de su vivienda: este le recuerda que el próximo 12 de octubre su hijo Francisco Javier Sánchez Potosme, conocido como “Panchito”, cumpliría 18 años. Sin embargo, desde que tenía seis años desapareció mientras se dirigía a la escuela y hasta la fecha ni las autoridades judiciales de Costa Rica ni las de Nicaragua saben sobre su paradero.

Potosme recibió a DIARIO EXTRA en su casa de habitación y aseguró que durante la visita que efectuó recientemente al país del norte con una fotografía que le elaboraron agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de como luciría el joven; miembros de la policía del sector de La Guinea le confirmaron que lo ven pasar cuando presuntamente sale al pueblo por comida. Pero debido a la falta de recursos y problemas de salud esta madre tuvo que regresar sin verificar la información.

“Mi corazón me susurra que está vivo. Cuando regreso siento que dice -Te vas y me dejas aquí. Si por lo menos algún investigador se fuera conmigo pero no puedo pagar. Son 12 años sin saber nada, no sé si tiene donde vivir o con quien anda. Hoy apagaría 18 velas de cumpleaños”, manifestó.
RAPTO MISTERIOSO

Tal y como lo dio a conocer el periódico de más venta doña Ángela alistó a su pequeño para que asistiera al centro de La Valencia, ubicado en San Rafael de Desamparados, San José, el 28 de marzo del 2001. Le preparó un huevo frito para el desayuno y le dio un beso, pero por motivos aún no claros para la justicia, este se bajó de la microbús y no ingresó a las instalaciones.

“Lo esperé pero nunca tocó la puerta del hogar donde compartimos. Corrí a la escuela pero ni maestros ni compañeros pudieron darme razón de donde estaba, detalló.

Mientras pasaban los días recordó que el niño le contó que soñó con un perro que lo mordía, pese a ello nunca analizaron que el peligro lo asechaba.
CONDENARON PADRASTRO

Según las versiones de otros niños, un hombre con características similares al padrastro del menor de apellido Alvarado llegó a buscarlo, lo subió a un carro color gris y luego apretó el acelerador. Algunos dijeron que lo llamó “papito”.

En esa época la afectada no titubeó en decir que expareja la amenazaba constantemente con quitarle a su hijo si lo dejaba. Tras recabar las evidencias respectivas un Juzgado Penal elevó el caso a juicio y en febrero del 2003 condenó al involucrado a dos años de cárcel por el delito de sustracción de menor. Posteriormente con una orden le impusieron seis meses de prisión preventiva.

“Ese hombre no pasó ni un año preso, tengo entendido que le bajaron cuatro meses por buen comportamiento. Las leyes de aquí lo ponen a uno a pensar. No he vuelto a tener contacto con él, Dios hará justicia”, expresó.

LO CONFUNDIERON CON INDIGENTE

Cinco años después de la desaparición del niño apareció en las cercanías del mercado Roberto Huembes de Nicaragua un menor con rasgos muy parecidos al que llegó a ser el más buscado por la policía.

La forma de la nariz, orejas entre otras cicatrices en el cuerpo revivieron las esperanzas, pero en la acera de enfrente otra familia pinolera de apellido Romero narró a medios de comunicación que era su descendiente, pero que este prefería pasar en condiciones de indigencia. Los exámenes de ADN determinaron que no se trataba de “Panchito”.

NUEVAS PISTAS EN EL CAMINO

Con las manos temblorosas Potosme contó que la pasada Semana Santa emprendió el viaje que le dio esperanza a su vida, así como a su hija Karina de 16 años.

“En el OIJ dicen que no pueden trabajar en Nicaragua y por mis medios hago lo que puedo. Fui dos semanas visité lugares como La Guinea, San Carlos y Damas y la misma policía me dice de que lo ven en algunos sectores, luego de que les enseñó las fotografías. Puede encontrarse en las comarcas, estas son zonas lejanas del pueblo, en la montaña”, explicó.

Por lo tanto solicita ayuda para viajar nuevamente antes de la navidad.

VIDA DURA Y RECUERDOS

La madre del ahora mayor de edad, que nació en la Clínica Carit, dijo que no cuenta con trabajo fijo ya que la salud se lo impide. Pero que lucha por sacar adelante a su madre he hija. Como parte de los recuerdos de quien la hizo feliz conserva un uniforme de escuela y varias pijamas.

“Sé que aparecerá, agradezco a DIARIO EXTRA por seguir paso a paso la historia y ayudarme. Me hice cristiana y también quiero agradecer a todos los que no dudan en tenderme la mano”, finalizó.

http://www.diarioextra.com/2012/octubre/11/sucesos3.php

--
Fecha: 12 de octubre de 2012 a las 08:44

Compartir este enlace: