Alianza por tus Derechos

http://alianzaportusderechos.org

Denuncie

Desaparecidos

CRIN

SAL

Un Mundo

GDI

BOLETIN

Suscribase a nuestro boletín electrónico y reciba las noticias en su correo.


Ingrese su correo electrónico:

Importante: El Boletin es solo en español

CANADA: La diócesis de Montreal tomará las huellas dactilares a sus sacerdotes para proteger a los niños

Pedirá sus antecedentes penales y les prohibirá estar a solas con menores

Por Periodista Digital

La prohibición a todos los que trabajen con niños de estar a solas con ellos. La toma de huellas dactilares virtuales que facilitará la investigación de futuros crímenes. El requisito de que cada sacerdote y voluntario de la Iglesia presente un certificado de antecedentes penales. Son algunas de las medidas contenidas en un exigente protocolo anti-abusos que se pondrá en marcha en la archidiócesis de Montreal, Canadá.

Según informa CBC News, la archidiócesis plantea así ampliar un proyecto piloto anti-abusos que arrancó el pasado otoño en diez iglesias de la ciudad. Las medidas que prevé el nuevo protocolo serán obligatorias para el 2020 para la totalidad de los 194 iglesias y ministerios de la archidiócesis. Un compromiso fuerte de “cero tolerancia” de los abusos sexuales de menores por el que no se disculpa el obispo auxiliar de Montreal, Thomas Dowd, quien en declaraciones a CBC ha asegurado que “la Iglesia católica tiene que ser el lugar más seguro para los vulnerables”.

Bajo las nuevas medidas, los sacerdotes y los voluntarios que trabajen con niños y otros grupos vulnerables, como enfermos y ancianos, estarán sujetos, antes de que puedan acceder a trabajar con personas de estos colectivos, a un proceso de filtración de diez etapas que incluye también una investigación obligatoria de antecedentes policiales.

Se prevé, una vez que se despliegue el protocolo por toda la archidiócesis, que ningún sacerdote puede quedarse a solas con los niños. En compañía de estos, en cambio, siempre tendrán que estar presentes al menos dos adultos, que tendrán ellos mismos que proporcionar referencias profesionales y adherirse a un código de ética. Y es más, habrá también requisitos aún más estrictos para los que asuman un mayor grado de responsabilidad dentro de una parroquia o similar, como ha explicado Dowd, “para asegurarnos de que e adecuen” al papel que buscan desempeñar en la comunidad.

El párroco de la iglesia de San Lucas en la localidad de Dollard-des-Ormeaux, Bertrand Montpetit, ha explicado a CBC que en su comunidad se ha estado siguiendo la mayoría de las nuevas reglas de forma no oficial durante muchos años.

Este sacerdote afirma que en absoluto han estorbado su práctica pastoral, si bien han hecho que la confesión con niños, por ejemplo, se haya convertido en una experiencia un tanto diferente. En el sentido, precisa, en el que ahora se asegura de estar lo suficientemente cerca del niño como para escuchar sus confidencias, pero siempre en un lugar donde haya alguien que pueda ver tanto él como el menor. No se ve perjudicada la confidencialidad de la confesión, asegura, dado que la otra persona está lo suficientemente lejos para no enterarse de lo que se dice, pero está consciente de este nivel extra de vigilancia que hay.

Según lo entiende Montpetit, el propósito de las nuevas reglas es que tengan un efecto disuasorio para los pederastas que buscarían infiltrarse en una parroquia.

“Si alguien quisiera hacer algo malo o abusar de alguien, sabiendo todo el proceso de filtración que hay, no se inscribirían como voluntarios en nuestra Iglesia”, comenta Montpetit, acerca de las expectativas que se tiene del nuevo protocolo. “Tenemos que proteger a todos”, zanja el presbítero.

http://www.periodistadigital.com/religion/mundo/2017/06/22/religion-iglesia-canada-la-archidiocesis-de-montreal-tomara-huellas-dactilares-a-sus-sacerdotes-para-proteger-aun-mas-a-los-ninos-protocolo-anti-abuso-sexual-menores.shtml

--
Fecha: 22 de junio de 2017 a las 15:47

Compartir este enlace: